PCC 2011-2016: desafíos de un patrimonio sustentable

Semana del Paisaje Cultural Cafetero

PCC 2011-2016: desafíos de un patrimonio sustentable
.

Por Gonzalo Duque-Escobar *

Chinchiná, Junio 23 a 29

.

 

EL PCC

.

Ima: Mapa del PCC, un territorio asociado a una ecorregión y a una cultura, en: http://caleidoscopiosurbanos.blogspot.com

.

  • El 25 de junio de 2011, el Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO declara el Paisaje Cultural Cafetero PCC Patrimonio Mundial de la Humanidad.Al conmemorar los cinco años de esta declaratoria, se presentan los desafíos institucionales, socioambientales y económicos a enfrentar para honrar este reconocimiento del PCC, otorgado para 411 veredas de 47 municipios de la Ecorregión Cafetera, hecho que compromete al Estado y a la Nación a la construcción social e histórica de este territorio, empleando los instrumentos de la LOOT (2011)..El Área principal del PCC es de 141.120 hectáreas (1074 ha en área urbana), y un Área de amortiguamiento constituida por 447 veredas adicionales con una extensión de 207.000 hectáreas, así como por 17 cascos urbanos o cabeceras municipales, incluidos los que rodean los centros históricos o bienes de interés cultural incluidos en la declaratoria.La declaratoria, también es una oportunidad para que como habitantes de la Ecorregión Cafetero emprendamos tareas de recuperación y preservación para la transformación de sus ventajas comparativas culturales y naturales, y hagamos del PCC una opción de desarrollo social y económico, implementando actividades de reconversión productiva incluyentes que incorporen la producción responsable de bienes y servicios culturales y ambientales, tanto industriales como artesanales, entre ellos el ecoturismo.

.

 

El territorio

 

Ima: Ecosistemas Actuales de la Ecorregión Cafetera. En verde oscuro, las coberturas boscosas. SIR UTP  http://www.bdigital.unal.edu.co/52776/

.

La ecorregión cafetera es un territorio, mediterráneo, biodiverso, pluricultural y mestizo, ubicado en el sector más septentrional de los Andes de Sur América, en el que habitan cerca de 2,7 millones de habitantes.

En este verde y deforestado territorio, mientras el suelo apto para potreros es el 4%, la cobertura en dicho uso alcanza el 49%; y mientras su potencial forestal es el 54%, sólo posee el 19% en bosques.

Por la copiosa precipitación, en la Ecorregión Cafetera, existe un recurso hídrico excedentario susceptible de aprovechamientos hidroenergéticos responsable, tanto en el Oriente de Caldas como en el alto San Juan, pero también un potencial riesgo para el suministro de agua en el Corredor del Río Cauca y Norte de Tolima asociado al déficit severo de precipitación en temporadas de El Niño o por limitación de acuíferos.

Y en cuanto al sistema subterráneo sobresalen las zonas de recarga de los complejos de páramos del PNNN, Tatamá y Caramanta, y la gran cobertura boscosa de bosques alto-andinos en áreas de reserva cordilleranas, las zonas del Roble y alto del Nudo, y el bosque de Florencia, o los acuíferos del extenso Valle del Magdalena, del Valle del Risaralda y río La Vieja , o Santágueda, y el Glacis del Quindío.

.

La caldensidad

.

 

Marmato, en: Notas históricas sobre la minería en Marmato  http://godues.blogspot.com.co/2012_02_01_archive.html

.

  • En la Colonia, la Nueva Granada se erigía como gran productor de oro en el mundo, casi todo proveniente de la economía minera del Cauca y Antioquia, una y otra diferenciadas por sus modos de producción social: la caucana soportada fundamentalmente por esclavos africanos, y la antioqueña mayoritariamente apalancada por el trabajo del minero independiente.Aislada por dos siglos en tiempos de la Nueva Granada, Antioquia que se aplicaba a una economía extractiva y a una agricultura de subsistencia condicionada por la ubicación del yacimiento aurífero, tras el crecimiento demográfico y agotamiento de las minas, se genera la Colonización del siglo XIX que explica los frentes migratorios que pueblan el centro-occidente colombiano.Así, al establecerse con la colonización el principio de “La tierra para quien la trabaje”, surge un nuevo modelo capitalista en el que florece esta economía cafetera de pequeña superficie y alto efecto redistributivo del ingreso, que acentúa y moldea el carácter definitivo del caldense al crearse una sociedad igualitaria, poseedora de una cultura que se nutre gracias al cultivo y comercio del café.Entre tanto al sur, el Cauca a lo largo del siglo XIX soportaba su economía en las grandes haciendas del fértil valle, con sus masas de campesinos asalariados y sin tierra, basada en un modelo de servidumbre.

.

El café: algo de historia

 .

Paisaje caldense, obra del Maestro Luis Guillermo Vallejo http://www.bdigital.unal.edu.co/39441/1/gonzaloduqueescobar.201425.pdf

.

  • Entre 1913 y 1935, la producción de café del Gran Caldas, según Antonio García, presenta un incremento del 539 por ciento; gracias al apogeo de una nueva estructura productiva capitalista soportada en las pequeñas y medianas explotaciones cafetaleras de nuestra región, cuya participación en la producción de café entre 1932 y 1970 por departamentos, pasa del 29.5% al 26.8%.Si en 1932 Antioquia, el Gran Caldas y el Valle del Cauca contribuían con el 57% de la producción nacional, hoy el mapa cafetero colombiano ha cambiado: por extensión cafetera, el orden es: Huila 154.980 ha, Eje Cafetero 153.230 ha, Antioquia 130.990 ha y Tolima 117.180 ha.El origen del capital industrial de Colombia, aunque en algunos casos parte de la propiedad de haciendas o de actividades especulativas asociadas al periodo de inflación de 1899-1902, fundamentalmente surge de la producción y el mercadeo de café después de 1870.Según Renzo Ramírez Bacca -citando a William Paul-, si por 1870 existían 5000 fincas cafeteras, hacia 1932 el número asciende a 150 mil, la mayoría de ellas pequeñas propiedades menores de diez hectáreas. Añade que hacia 1970, según el censo cafetero, existen 315 mil fincas cafeteras con una extensión de 4 y 1/2 millones de Ha, de las que 1 millón están sembradas de café, cultivo al cual se aplican 3 y ½ millones de personas, y 1 millón de jornaleros adicionales.

.

La economía

.

Manizales años 20, cuando el meridiano económico y cultural de Colombia pasa por la ciudad. Obra del Maestro Luis Guillermo Vallejo http://www.bdigital.unal.edu.co/39441/1/gonzaloduqueescobar.201425.pdf

.

  • Fundado Manizales (1849), el poblado de bahareque y de caminos de arriería, vive un primer período de economía de subsistencia y de guerras civiles (1860, 1876 y 1884), que llega hasta la guerra de los Mil días (1900-03).En los albores del siglo XX, la aldea entra a un segundo período económico de acumulación, gracias al café; son los tiempos de los cables y ferrocarriles cafeteros, medios que llevan dicho producto más allá de los mares, y que detonan una apertura cultural que se expresa en la arquitectura ecléctica de Manizales.Sigue un tercer período de verdadero desarrollo económico, favorecido por el modelo keynesiano implementado tras la recesión de 1929, el de los Jeepaos y las Chivas, cuando se abren los caminos rurales para electrificar el campo y dotarlo de acueductos, y de escuelas y puestos de salud, con el concurso de la Federación Nacional de Cafeteros (1927).Finalmente, a partir de 1970 entramos a un cuarto período económico, que es de crisis, en el que palidecen los poblados cafeteros y el campo, no sólo por el deterioro de los términos de intercambio, sino también por las consecuencias demográficas y ambientales de la Revolución Verde, consecuencia del monocultivo del café caturra y los agroquímicos.Y tras palidecer la sociedad industrial de ayer y haber desmontado el Estado solidario, nuestra sociedad, ahora más fragmentada entra a un quinto período: el de la globalización de la economía y la cultura, en el que la industria nacional se desmantela y se regresa el modelo de economía extractiva.

.

 

 

Los productores

 .

Ima:  La cadena de valor del Café, ubicada entre el sistema natural y la provisión de insumos, y el Consumo del producto (Adaptada), en: www.dof.gob.mx

 .

  • Lo industrial y lo artesanal, no son lo mismo: en lo artesanal y en la producción rural, los productos deben ser bienes con identidad cultural y denominación de origen, tener sello verde, pero también deben estar soportados en economías asociativas cuya organización tenga control de la cadena productiva: los cafés especiales por ejemplo, y las mochilas wayuu, aunque faltan algunos elementos para garantizarle el beneficio a  los actores primarios y no para los intermediarios; o  también el sombrero aguadeño donde las tintas deben ser naturales , las pintas estar inspiradas en la cultura Umbra y las moreras  poseer certificación ecológica; y las sedas de Aguadas para las que aplican varias limitaciones para acceder a mercados preferenciales y lograr los beneficios del sombreo Panameño.Contrariamente, lo industrial y agroindustrial son otra cosa, donde obliga la metodología de los clúster, basada en la producción en serie y en economías de escala, y contar con una organización que implemente actividades de investigación y desarrollo, tal cual lo hace la Federación Nacional de Cafeteros. Ejemplo, el clúster cafetero de Colombia, pero cuya crisis se explica por haber concedido los eslabones de la transformación y el mercadeo a terceros, para dedicarse a vender el café pergamino como materia prima, quedándose en el primer eslabón de la cadena de valor, en lugar de transformar y mercadear cafés con valor agregado. Paradójicamente, el primer productor mundial de cafés solubles es Alemania, y los cafés de sabores más notables, son los italianos.Una Cadena Productiva, es el proceso integral, que comprende el conjunto de operaciones planificadas, desde la obtención de la materia prima o insumos, su transformación mediante  determinados factores en bienes o servicios gracias a la aplicación de procedimientos tecnológicos, y las operaciones de distribución y mercadeo hasta el consumo final..

.

El modelo

 .

Ima: Paisaje cafetero, obra del Maestro Luis Guillermo Vallejo. https://godues.wordpress.com/2016/03/24/cultura-ciudadana-y-medio-ambiente/

.

  • La declaratoria hecha por la Unesco (2011) del Paisaje Cultural Cafetero de Colombia, obliga a implementar acciones concertadas para mitigar las amenazas locales y globales que puedan afectar ese frágil sistema de elementos naturales y culturales, que le dan el carácter de Patrimonio de la Humanidad.Ayer cuando arrasamos el sombrío, con la disrupción del modelo cafetero abandonamos un modelo de producción que engrandeció a Colombia desde 1900 hasta 1970, hasta cuando renunciamos a la caficultura orgánica para apostarle con el Caturra al monocultivo del café.Ahora, con el Paisaje Cultural Cafetero podríamos recuperar la senda perdida, si es que nos decidimos por el rescate de la estructura natural y simbólica de la caficultura tradicional, en el marco de una acción concertada de los entes territoriales previamente organizados para tal fin a la luz de la LOOT 1454 de 2011, puesto que no de otra manera podrán acceder a los instrumentos de financiamiento en el marco de correspondiente Plan de Desarrollo del orden Nacional.Con el PCC la suerte de los pequeños poblados cafetaleros dependerá del papel del transporte rural como catalizador de la reducción de la  pobreza, del bahareque dado su valor como arquitectura vernácula, de la salud del suelo y del agua, del sombrío y de la biodiversidad, de las sanas costumbres, del arrullo de pájaros y cigarras, y de esta clase de elementos tangibles e intangibles de nuestro patrimonio cultural y natural.Una estrategia para hacer del Paisaje Cultural Cafetero un factor de desarrollo, es la implementación del “bioturismo”, concepto que incorpora cultura y medio ecosistémico, apalancado con un programa de vías lentas que cruce poblados lentos, donde la oferta de de canastos, tejidos, cerámicas y otras manualidades típicas se trancen en un mercado justo, y se sume a las delicias de la gastronomía local, además de emprender el ordenamiento de las cuencas y microcuencas cafetaleras y la protección de la biodiversidad y de las fuentes hídricas.

.

Transporte rural VS  Macroproyectos

.

 

Imagen: Jeepao. Acuarela de Alfonso Esquivel Rodríguez, en: https://godues.wordpress.com/2013/10/28/

.

Ahora, que la apertura económica impulsa la construcción de megaproyectos viales requeridos para la competitividad de los grandes centros urbanos, los peajes requeridos para financiarlos, eventualmente cruzan e interfieren la conectividad local aislando a las pequeñas poblaciones y, como consecuencia de la condición de bisagra de la ecorregión cafetera, en medio de las grandes urbes y los mares de Colombia. Es el caso de la subregión del Alto Occidente de Caldas y de otras comunidades rurales de la Ecorregión Cafetera donde existen pequeños centros poblados de precaria economía, sin una vía alterna para acceder a servicios vitales de la capital caldense.

Un mismo proyecto puede ser al tiempo, un instrumento de paz o un factor de conflicto: la clave está en la forma como se diseñe y construya con los actores sociales del territorio. La sostenibilidad de la red terciaria de la ecorregión cafetera dependerá cada vez más de dos asuntos imbricados entre sí, como son el desarrollo y aprovechamiento del Paisaje Cultural Cafetero, y la reconversión productiva del sector agropecuario enfocada a resolver la brecha de productividad, y con ella la pobreza rural.

Para prevenir las externalidades negativas de los macroproyectos, y no emplear estrategias de crecimiento soportando la competitividad a costa del desarrollo de las comunidades rurales ampliando las brechas que se propone cerrar el PND, se deben ubicar los Peajes adecuadamente, para no engrosar los recaudos de las constructoras de autopistas a costa de la economía rural. A modo de ejemplo, los peajes de Pacífico 3 deberían instalarse a la entrada y salida de  la variante Tesalia, y no en Irra.

Para comprender la dimensión de esta problemática, basta decir que, a- los ingresos urbanos en las capitales cafeteras donde se concentra más del 50% del PIB regional, superan unas cuatro veces los ingresos rurales; y b- mientras las NBI de las capitales cafeteras son del orden del 10% en la provincia dicho un índice supera el 30% en algunos poblados Marmato, Norcasia, Samaná y Victoria.

 

.

Poblados de arrieros y bahareque:  Salamina: emblemática y patrimonial

.

Imagen, Salamina Caldas, en www.salamina-caldas.gov.co 

.

  • Para aprovechar las ventajas del Paisaje Cultural Cafetero, habrá que empezar por Salamina, un  precioso municipio de 1825 fundado en tierra de Carrapas y Pícaras, Monumento Nacional desde 1982. Esto, dada su condición de bisagra como articulador de territorios y poblados con historia y etnias.

La aldea con su arquitectura vernácula, que es un hito por los inmemoriales continuos urbanos, resulta estratégica para articular territorios y poblados con historia y etnias mediante el desarrollo “vías lentas” que abriguen poblaciones históricamente ligadas a la Colonización Antioqueña, como Abejorral, Aguadas y Neira, dotadas del bahareque patrimonial

Para mantener esta arquitectura vernácula, asociado a una tecnología de guadua, limos y cagajón, se deberá fortalecerse la escuela de artesanos del bahareque de Salamina. Si la base natural de Salamina contempla un clima tropical andino y un ambiente tectónico complejo, esta arquitectura “temblorera”, como los guaduales y la biodiversidad, resultan fundamentales para la adaptación ambiental a la amenaza sísmica y al cambio climático, y para el Paisaje Cultural Cafetero.

Fuente: http://www.bdigital.unal.edu.co/7299/1/gonzaloduqueescobar.201234.pdf

.

Poblados de arrieros y bahareque:  Aguadas: esplendor entre neblinas y pasillos

.

Imagen: Aguadas Caldas, en https://viajaporcolombia.wordpress.com

.

  • Aguadas, fundada en 1808 al este de Santiago de Arma, sobre la ruta que de Medellín y Rionegro conduce a las provincia de Marmato y del Sur de Antioquia, tierra de arrieros, clima saludable, bahareque, neblinas y pasillos, está habitada por gente amable con sentido de familia, en cuyo folclor se conservan tradiciones y costumbres paisas heredadas de la colonización antioqueña del siglo XIX.

La ruta que llega de Medellín y Rionegro, se bifurca en Arma y Aguadas: de un lado para cruzar el río Cauca en Bafú y entrar a la Provincia de Marmato donde están Supía, Anserma y Cartago; y del otro, a la Provincia del Sur de Antioquia conforme el frente de colonización va ocupando con sus fundaciones la vasta concesión Aranzazu, cuyos dominios inicialmente establecidos entre la vieja Arma y el Chamberí, se extienden por la vertiente oriental del río Cauca hasta la Provincia de Robledo ubicada al sur del río Chinchiná.

Tras la fundación de Sonsón (1800) y Abejorral (1805), la nueva aldea de 1808, será el portal más septentrional de entrada en la tierra del sombrero de iraca y el pionono, a la ruta donde el esplendor de nuestra arquitectura vernácula en continuos de bahareque, se repetirán al sur en las nuevas fundaciones del norte caldense.

Fuente: http://www.bdigital.unal.edu.co/10882/1/gonzaloduqueescobar.201335.pdf

.

El CIRCA en la perspectiva de “La Ruta del Café”

 .

Imagen: Templo de San Francisco,  Chinchiná – Caldas, en La Tierra Del Café

.

  • El municipio de Chinchiná, ha propuesto la creación del Centro Interpretativo de la Ruta del Café CIRCA, como emblema Chinchinense y ente estratégico para impulsar el turismo en este municipio de más de 50 mil habitantes, fundado en 1857, donde se puede establecer un nodo para el PCC.Con el CIRCA, se pueden fortalecer aspectos como la educación, la cultura, la ética pública, la equidad y el desarrollo desde la perspectiva regional…  haciendo de dicho centro un verdadero tanque de pensamiento para abordar las problemáticas socioambientales de Chinchiná, Palestina, Villamaría y Manizales, además de los temas de la Ciudad Región de la Ecorregión Cafetera y del Paisaje Cultural Cafetero.En relación con los elementos notables para estructurar dicho nodo del PCC entre Chinchiná y Palestina, la idea sería: en primer lugar, desarrollar una vía lenta recuperando la ferrovía con sus estaciones y túneles del antiguo Ferrocarril de Caldas desde Chinchiná hasta Villamaría (24 km), y en una segunda etapa hasta Santa Rosa de Cabal (23 km), como elemento de conectividad regional. Y en segundo lugar, integrar el nodo con los principales activos del territorio, entre ellos: 1- Buencafé Liofilizado, el Centro de Investigaciones del Café (CENICAFE), y la Cooperativa de Caficultores. 2- El Hotel Campestre Curazao, el Ecohotel Centro de Convenciones, la Hostería del Café y la Granja Pinares. 3- Las grandes haciendas y pequeñas fincas cafetaleras que emplean prácticas agroforestales. 4- La Fundación Manuel Mejía Vallejo, creada en 1980 por la Federación Nacional de Cafeteros y demás instituciones del gremio.

.

Aerocafé

 .

Ima: El Aeropuerto del Café ubicado a mitad de distancia entre Pereira y Manizales, podrá resolver limitaciones del El Dorado y del José María Córdoba, y servir de complemento al Matecaña, al igual que lo hacen el José María Córdoba con el Olaya Herrera.

 .

Sin Aerocafé, no es viable hacer del Paisaje Cultural Cafetero un motor de desarrollo rural soportado en el ecoturismo. Al extender la pista a 3600 m, se podrán operar aviones de largo alcance, ofreciendo viajes transoceánicos a tarifas más económicas para acceder mercados lejanos desde el Eje Cafetero.

Además de estimular renglones como servicios de salud, turismo y cultivo de flores, Aerocafé soportaría la producción de bienes de valor agregado relacionados con informática, mecatrónica, biotecnología, nuevos materiales e industria química. Aerocafé cuenta con una posición de privilegio como centro de la conurbación Cali-Medellín y epicentro del Triángulo de Oro de Colombia, un territorio de 200 km de radio, donde habitan 23 millones de habitantes y se genera el 64% del PIB de Colombia.

Según la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles, un Jumbo que levanta 75 mil libras del aeropuerto de Rionegro y 83 mil libras de El Dorado, podría levantar 112 mil libras desde Palestina, Caldas, generando economías de un 36% y 49% para Bogotá y para Medellín en su orden.

El Aeropuerto del Café ubicado a mitad de distancia entre Pereira y Manizales, al estar en el centro demográfico de Colombia y ofrecer fletes más económicos en aviones de largo alcance, podrá resolver limitaciones del El Dorado y del José María Córdoba, y servir de complemento al Matecaña.

Esto en operaciones aéreas de aviones full carga, pasajeros y combustible, para operar como “Aeropuerto Low Cost” y de carga pesada con destino a Europa, África, Asia y Oceanía.

.

 

Problemáticas y Opciones

.

 .

  • Problemáticas

.

  • Modelo agroindustrial cafetero de dependencia tecnológica, soportado en monocultivos y agroquímicos, sin soporte cultural ni ecológico, para hacer viable la preservación del PCC.Conflictos entre uso y aptitud de suelos, deforestación intensa y extendida, minería ilegal, vulnerabilidad al cambio climático y crisis del agua.Existe una profunda brecha de productividad y una amenaza adicional hará que hará que los precarios ingresos rurales, con los Tratados de Libre Comercio (TLC) adicionalmente bajen del 25% al 50%.Un sistema educativo que al priorizar la ciencia, las matemáticas y el lenguaje no desarrolla el talento humano, ya que  está pensado para la sociedad industrial de ayer, pero no para la sociedad del conocimiento.La fragmentación socio-espacial del territorio, por la pérdida de valores, el precario desarrollo de la identidad cultural y el “para estado”, que han menguado el tejido social y facilitado la corrupción. Los Municipios abrigados por la declaratoria del PCC, no han capitalizado los instrumentos de la LOOT para constituir un ente territorial que pueda captar recursos del Presupuesto Nacional.

.

  • Opciones

.

  • PCC apalancado en el bioturismo, vías y poblados lentos, en Aerocafé, en la reconversión del modelo agrocafetero, y en la organización de pequeños productores rurales y artesanales controlando la cadena productiva.Ordenamiento de cuencas para la adaptación al cambio climático, con recuperación de corredores de conectividad biológica y protección de cuencas abastecedoras de agua.Políticas de Ciencia, Tecnología imbricadas con la Cultura para cerrar la brecha de productividad e ingresos entre los medios urbanos y rurales.Un nuevo modelo educativo con perspectiva rural y urbana, que le de igualdad prioridad a la cultura, al arte y a la formación del cuerpo humano, y que tienda rieles al empleo temprano.Procesos  socio-ambientales soportados en la cultura para el empoderamiento del territorio por parte de los actores sociales, bajo el presupuesto de que la ecorregión es una construcción social de un territorio mestizo, pluricultural y biodiverso.Conformación de un ente como las Regiones Administrativas de Planeación, para implementar un Contrato Plan para el PCC entre los entes territoriales incluidos en la Declaratoria.

.

Conclusiones

 .

.

Para apalancar el PCC, se requiere de estrategias Institucionales relacionadas, en primer lugar, con Políticas de Ciencias y Tecnología que incorporen la Cultura, soportadas en un Modelo educativo pensado para la sociedad del conocimiento, y en segundo lugar los procesos de identidad cultural ajustados a la variada singularidad histórica del complejo territorio, dos asuntos para los cuales la articulación del Estado con los sectores de la producción y la academia, resulta fundamental.

Ahora la cultura será necesaria, no solamente para abrazar los conocimientos ancestrales y los saberes populares, sino también para abrirle espacio a los productores rurales y artesanales, bajo el entendido de que para ellos no aplica la metodología de clúster válida para la industria y la agroindustria, sino la del desarrollo de productos rurales y artesanales con denominación de origen, soportados en la organización de pequeños productores controlando la cadena productiva, empleando modelos de producción limpia certificados, para acceder mercados preferenciales.

Habrá que desarrollar el transporte rural como factor de conectividad y como catalizador de la reducción de la pobreza, y desarrollar opciones para el acceso a las TIC, no solo desde la provincia sino también desde el campo, además de fortalecer la presencia del Estado, de la academia y de los gremios de la producción, implementando procesos mediados por la práctica de la gobernanza; esto es, decidiendo y construyendo y los procesos de transformación del territorio, con y para las comunidades de base, en lugar de implementar decisiones inconsultas ideadas y “socializadas” por los tecnócratas.

La Ecorregión Cafetera, por su ubicación en el trópico andino, donde la interacción de la atmósfera ecuatorial con la del Pacífico, y en menor grado con la altillanura y la Amazonía, proveen un ciclo hidrológico dinámico, cuenta con un patrimonio hídrico abundante, aunque asimétricamente distribuido, y un medio ecosistémico biodiverso gracias al carácter de sus biomas terrestres de selvas, altillanura, y montaña, y a los biomas tanto de aguas dulces, como del Caribe y del Pacífico.

Allí, donde el agua puede convertirse en un notable factor de desarrollo y de bienestar social para la región, también el modelo agroindustrial cafetero soportado en monocultivos y en el uso de productos químicos, requiere una reconversión estructural, dado que actualmente se constituye en una amenaza creciente para el habita animal y humano, como consecuencia del cambio climático y el avanzado estado de deforestación de sus cuencas. Para el efecto, el agua, el suelo y la biodiversidad, no pueden ser considerados un recurso y como tal un objeto de mercado, sino un patrimonio inalienable que solo debe ser objeto de aprovechamientos responsables.

Se debe priorizar el ordenamiento y reforestación de cuencas, implementando estrategias que resuelvan los conflictos entre uso y aptitud del suelo a partir de modelos de reconversión productiva económicamente viables, que incorporen prácticas silvopastoriles y agroforestales para mitigar la amenaza del cambio climático, además de promover la venta de servicios ambientales haciendo del PCC la locomotora del turismo.

.

 Gracias

 

 

 .

Gonzalo Duque-Escobar: Profesor Universidad Nacional de Colombia, Socio de la SMP de Manizales y Miembro del CROT de Caldas. http://webs.com

.

Ponencia para la Semana del Paisaje Cultural Cafetero. Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Chinchiná. Junio 23 a 29 de 2016. Casa de la Cultura. Chinchiná, Caldas.

.

.

.

.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: