COLOMBIA HABLA SOBRE ASTEROIDES, METEOROS Y CHATARRA ESPACIAL. Ed. RAC 579.

Apreciados amigos de la astronomía

Dos eventos en cierto modo similares han puesto a conversar a los astrónomos profesionales y aficionados del país: la bola de fuego que se reportó en Santander y los dos asteroides que según anticipó la Nasa, pasaron esta semana tan cerca o lejos de la Tierra como 2/10 partes de lo que dista la Luna, sin mayor riesgo que el de ser observados con instrumentos y técnicas adecuadas como las que felizmente utilizó para lograrlo el Observatorio Astronómico de Pasto.

Para empezar, los asteroides y sus parientes los meteoroides, son fragmentos rocosos que frecuentan nuestro espacio interplanetario. Sólo que los primeros al igual que los cometas, son tan grandes como un gran bloque rocoso o una extensa montaña, mientras  los segundos que le suceden en tamaño, resultan similares a las arenas, grava y bloques de roca. Unos y otros tienen un origen que puede asociarse a la génesis del sistema planetario o a procesos catastróficos como las colisiones cósmicas cuyas evidencias expresan los cráteres lunares. Las estrellas fugases se explican por polvo y arena submeteórica que entra a la atmósfera, conforme el planeta se va desplazando.

Los asteroides, cuyas colisiones preocupan más ahora que antes dados los acontecimientos ya observados en planetas del sistema solar, también explican los otras interesantes geoformas de la Tierra que al datarse soportan teorías de catástrofes ecológicas como la desaparición de los dinosaurios. Los segundos denominados aerolitos o meteorito cuando un meteoroide alcanza la superficie de la Tierra al no desintegrarse por completo en la atmósfera, suelen ser de interés para los astrónomos quienes arman sus expediciones casi siempre infructuosas para encontrarlos, los estudian para comprender procesos de nuestro entorno cómico y los clasifican, y para coleccionistas que los adquieren pagando bien la rareza del hallazgo.

El trazo luminoso e intenso que generó un ruido explosivo, visto y escuchado en horas diurnas por diferentes testigos desde varios lugares vecinos a la región del Chicamocha, y cuya descripción coincide con la de un bólido del cual no ha aparecido la huella que intentan encontrar los compañeros de la UIS, fácilmente pudo ser un meteorito o quizá un fragmento de basura espacial, pues uno y otro son eventos probables, aunque su enorme diferencia resulte de singular importancia dado que si bien el primero es un fenómeno natural donde la probabilidad de ocurrencia de los meteoritos resulta inversamente proporcional a la magnitud de la amenaza, el segundo no es más que el fruto de la irresponsabilidad humana, y esa amenaza sí tiene capital importancia.

Desde el OAM, Gonzalo Duque-Escobar

http://www.manizales.unal.edu.co/oam_manizales 

__________________________________________________________

Imagen: Chatarra espacial en órbita terrestre baja , en: http://eco.microsiervos.com

UMBRA: LA ECORREGIÓN CAFETERA EN LOS MUNDOS DE SAMOGA

BOOK SECTION:

  • PRESENTACIÓN
  • MUNDO DE LA TIERRA
  • MUNDO DEL AGUA
  • MUNDO DEL AIRE
  • MUNDO DEL FUEGO
  • CULTURA, CIENCIA Y TECNOLOGÍA  
  • BIBLIOGRAFÍA
  • Contenido

.

GONZALO DUQUE-ESCOBAR (1015). MUSEO INTERACTIVO SAMOGA. UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA SEDE MANIZALES. ENLACE: http://www.bdigital.unal.edu.co/50853/

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: