La SMP de Manizales 107 años en la construcción del territorio

Enlace PDF…

EL PAPEL DE LAS SOCIEDADES DE MEJORAS PÚBLICAS EN EL DESARROLLO TERRITORIAL

(Panel: Las Sociedades de Mejoras Públicas y el Urbanismo)

 Por: Gonzalo Duque-Escobar*

Para empezar, permítanme agradecerle al Grupo de trabajo en Estudios Territoriales de la Universidad de Caldas este espacio que abre para este Encuentro de SMPs con motivo de los 107 años de la Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales, para conocer el aporte de estas caras Instituciones del país en la Construcción de Territorio; e igualmente, a nuestra Benemérita y a su Presidenta por la honrosa oportunidad que me da al encomendarme presentar en su nombre y como Socio esta ponencia. En esta ponencia, recurriendo a un enfoque aristotélico se intenta describir la Ecorregión Cafetera como una construcción social e histórica, para señalar cuatro momentos de su desarrollo, contextualizar el surgimiento de nuestra Ciudad, y presentar los principales aportes de la SMP Manizales y los grandes desafíos que como sociedad civil debemos enfrentar para la construcción de un territorio resiliente, entre ellos la defensa de los derechos socioambientales hoy amenazados como consecuencia de una legislación que se ha acomodado más a los apetitos del mercado que a los objetivos de un desarrollo sostenible y sustentable.

Interpretando el territorio

Históricamente, la capital caldense ha sido el referente de un territorio biodiverso, pluriétnico y multicultural ubicado en el trópico andino entre las vertientes de las cordilleras Central y Occidental, cuya historia, que parte del desmantelamiento casi total de nuestros ancestros precolombinos en tiempos de la conquista y la ocupación española y pasa por el valioso aporte cultural del esclavo africano, se puede expresar en cuatro escenarios:

Por el Mundo de la Tierra, Pachamama (tierra) que recoge el occidente minero con Anserma, Marmato y Riosucio, un lugar de marimbas, de resguardos, de carnavales y de negritudes, y además una subregión panelera con arquitectura de tapia pisada y vocación minera: en el oro de Marmato y Riosucio existe más novela y poesía que en el café; para este territorio triétnico y colonial, la música es el curruláo.

Por el Mundo del Agua, Bachué en la subregión magdalenense con su patrimonio hídrico excedentario; es el oriente caldense, tierra de ranchos de hamacas, de chinchorros, de subiendas de bagres, nicuros y bocachicos, del petróleo de Barranca, de la historia de los vapores por el río y de la Expedición Botánica; esta es la subregión del bunde, donde sobresalen el bosque de Florencia y los humedales del Magdalena.

Por el Mundo del Aire, Yuruparí, donde el aroma de la tierra del café cubre los dos ejes de la colonización antioqueña; es la región Cafetera propiamente dicha, que empieza en Neira y llega hasta el norte del Valle; es la tierra de las chivas, del bahareque de guadua, de los cables aéreos, de los Ferrocarriles Cafeteros, del bambuco y de la música de carrilera. En este territorio de guaduales y yarumbos, la gastronomía se relaciona con el plato montañero.

Por el Mundo del fuego, Chiminigagua para la alta cordillera con sus volcanes y las fértiles tierras de San Félix-Murillo, un espacio geográfico que tiene sus propios íconos en el cóndor, el pasillo, la ruana de Marulanda, los caminos empalizados, la palma de cera, el pasillo y el sombrero aguadeño; es el territorio del páramo y del bahareque de tabla parada.

Ahora, desde la fundación de Manizales el desarrollo histórico de la ecorregión, hoy RAP del Eje Cafetero, se podría resumir en cuatro períodos, económicos: uno de supervivencia que parte de la fundación de Manizales, otro de crecimiento económico en el que se da la creación del departamento de caldas, un tercer período de verdadero desarrollo, y uno final de verdadera crisis cuando los monocultivos arrasaron el paisaje Cultural Cafetero.

 

De la aldea de bahareque al tren

 

Esta descriptiva figura, nos introduce a un primer período económico caracterizado por una economía de subsistencia, en el que la aldea emplazada sobre una retícula ortogonal, pasa por las confrontaciones armadas entre Antioquia y Cauca de 1860, 1876 y 1884, como hechos notables de esta etapa que va hasta el fin de la Guerra de los Mil Días (1903), donde tras el proceso de poblamiento la propiedad de la tierra en manos del colon, lo que no se ajustaba a la definición de la propiedad como derecho natural según la Constitución de 1886, y la apertura de caminos de arriería por otro lado, crean las bases para un modo de producción capitalista en el que se soportará nuestra caficultura, más adelante.

Dos años después de fundado el poblado que en su inicio ocupará 20 manzanas, gracias a su posición estratégica como nodo comercial entre Antioquia, Cauca y Tolima, crece vertiginosamente pasando Manizales de 2.793 habitantes de los cuales 650 ocupan la aldea en 1851 a 10.562 en 1870, época en la cual el país contaba con unos 3 millones de habitantes. Esta notable circunstancia sumada a la guerra civil de 1876 entre Antioquia y Cauca, hace que se traslade la Prefectura de Salamina al lugar y se declare a Manizales capital de la Provincia del Sur de Antioquia. Según el censo de 1912, para entonces Manizales contaba con 34.720 habitantes, Pereira con 18.418 y Armenia con 13.720 personas.

Imagen 2. Manizales en 1916. L.J. Giraldo y J.A. Cardona. Escuela de Arquitectura U.N. de Colombia Sede Manizales.

Entramos así a un segundo período que parte de la terminación de la Guerra de los mil días en 1903 y cierra tras la gran crisis de 1929. Es un período de acumulación, en el que evoluciona el bahareque como arquitectura vernácula; y también de los cables aéreos y los vapores por el Cauca y el Magdalena, medios que facilitaron la salida del grano. Durante esta etapa en la que el meridiano económico de Colombia pasa por Manizales, se crean el departamento de Caldas (1905), el Centro de Estudios Históricos de Manizales (1911), la SMP de Manizales (1912) y la Cámara de Comercio de la ciudad (1913). Lo anterior, gracias a la Sociedad Literaria, ente del cual según el Historiador Albeiro Valencia Llano “varios miembros fueron gobernadores del departamento…, otros se convirtieron en destacados escritores… y, la mayoría, se transformó en excelentes empresarios.

Volviendo a los principios del siglo XX, el café que había llegado a la ecorregión desde Antioquia y convertido en producto de exportación hacia 1870, trae cambios fundamentales ya concluidas las guerras civiles en 1903 al convertirse en el gran motor del desarrollo nacional, cuando la economía de Colombia empieza a crecer de forma sostenida al 5% anual, para acelerar su ritmo casi al 7% en la década de los años veinte. Como referente: desde 1927 al crearse la Federación Nacional de Cafeteros hasta 1950, la producción cafetera en Colombia que crece cerca de cinco veces, hace del “grano de oro” el factor fundamental de la expansión de la demanda interna del país, y a lo largo del siglo XX el producto primordial dentro de las exportaciones agrícolas colombianas.

 

Construcción del paisaje

El siguiente período económico será una etapa de verdadero desarrollo, ocurrido después de consolidada la arquitectura republicana patrimonial, fruto de la reconstrucción de Manizales tras los incendios de la década de los años 20 que devastaron la cuarta parte del poblado; es el período de las “chivas y jeepaos” cuando los beneficios de la caficultura se irrigan al campo, florece la vida comunitaria en nuestras veredas, se abren los caminos rurales para electrificar el campo y dotarlo de acueductos, escuelas y puestos de salud; todo esto, con el concurso de los productores vía Comités de Cafeteros, en una época en el que la salud del suelo y del agua, consecuencia del sombrío y la biodiversidad, se expresan en el arrullo de pájaros y cigarras, y de otros elementos tangibles e intangibles de nuestro patrimonio cultural y natural.

Imagen 3- Manizales en 1930. Historia de Manizales, mostrando un cambio en el modelo urbano. Padre Fabo. Dibujo C.R.E.

Para entonces, la fisonomía de Manizales ha cambiado: el pequeño poblado de retícula ortogonal empieza a tener aires de ciudad gracias al surgimiento de una arquitectura ecléctica, en la que participan estilos victorianos, italianos y afrancesados, y a un nuevo modelo urbano que extendido hacia el naciente, sigue las curvas de nivel para adaptarse a la escarpada topografía; e igualmente como impacto colateral a esa apertura, también llegan las nuevas ideas de la modernidad: los numerosos periódicos y tertulias anuncian una corriente de intelectuales y artesanos, que empiezan a retomar ideas fundamentales como la apertura de carreteras fundamentales como la de occidente pasando por Anserma y Riosucio y la vía por Fresno al Magdalena (1939), además de la creación de la Universidad Popular (1943) y de la Central Hidroeléctrica de Caldas (1944) como proyectos fundamentales para el desarrollo de las fuerzas productivas, en los que el papel de la SMP resulta fundamental.

En dicho contexto, en Junio de 1936 aparece la primera edición de la Revista CIVISMO, convirtiéndose en órgano de información y divulgación del pensamiento y espíritu cívico que por aquellos momentos se vivía en la ciudad; este órgano creado el 27 de mayo de 1936 por iniciativa de los socios Antonio Álvarez Restrepo, Alfonso Duque, Emiliano Villegas, José Rivas y Enrique Villa, constituye un hecho histórico y significativo, dado que para entonces Manizales que ya había emergido como el ave fénix de las pavorosas deflagraciones, en momentos en los cuales el país avanzaba con su reforma constitucional de 1936, también debe enfrentar los graves conflictos rurales y sociales, mediante las nuevas formulaciones de la Reforma Constitucional de 1936 estableciendo la función social de la tierra, y los cambios estructurales derivados de la aplicación de la doctrinas económica keynesiana que, para lograr el pleno empleo tras la gran recesión de 1929, centraliza la economía colombiana.

Entre los principales aportes cívicos de la primera mitad del siglo XX, la SMP de Manizales puede contar su vinculación directa mediante el apoyo material y político a la construcción del Palacio y la Escuela de Bellas Artes, y a la creación de La Universidad Nacional de Colombia sede Manizales y de la Universidad de Caldas en el marco del proyecto de la Universidad Popular (1943), además de la construcción de la carretera a Chinchiná cuya obra se facilita gracias a los recaudos de un peaje cívico, y el impulso a la carretera al Magdalena por Cerro Bravo en 1939 que sustituye el Cable Aéreo, del Parque Fundadores y la Avenida del Centenario, del antiguo Parque Infantil, y de los parques de San José, de Caldas, Fundadores y Olaya Herrera.

Se suman también otros logros de la ciudad donde interviene la SMP, como: la construcción de la Catedral de Manizales obra iniciada en 1927 y concluida en 1939, y encomendada al Presbítero Adolfo Hoyos Ocampo, por ser considerada la máxima expresión de las obras del civismo en la ciudad, las gestiones en pro de la Escuela de Carabineros Alejandro Gutiérrez, la Cruz Roja en la ciudad, la Corporación Rafael Pombo, el Centro Colombo Americano, el aeropuerto de Santágueda y el de la Nubia posteriormente, la embotelladora de Babaría y la fábrica de Cementos Caldas, la Panamericana hoy variante Sur y Vía Tres Puertas, la carretera a los Termales del Ruiz y la vía La Esperanza–Murillo–Líbano,.

Y para cerrar el tema cafetero: según Antonio García Nossa, entre 1913 y 1935 la producción de café del Gran Caldas presenta un incremento del 539 por ciento, gracias al apogeo de una nueva estructura productiva capitalista soportada en las pequeñas y medianas explotaciones cafetaleras, cuya participación en la producción de café por departamento, pasa del 29.5% al 26.8%, entre 1932 y 1970. Si en 1932 Antioquia, el Gran Caldas y el Valle del Cauca contribuían con el 57% de la producción nacional, hoy el mapa cafetero colombiano ha cambiado gracias a la expansión cafetera del Tolima Grande, Cauca, Nariño y Santander: que por extensión cafetera, su orden es: Huila 154.980 ha, Eje Cafetero 153.230 ha, Antioquia 130.990 ha y Tolima 117.180 ha. Entre 1990 y 2012, el país incrementó la producción total de café 1,85 veces, pasando de 27 millones a 50 millones de sacos.

 

La crisis socio-ambiental

Vendrá luego un cuarto período económico cuyos antecedentes pasan por una crisis de liderazgo económico y político, y por un divorcio entre estos actores económicos, lo que explica el “robo a Caldas y facilita la “segregación del departamento”. Esto, para luego entrar a esta nueva etapa económica que irrumpe con el caturra (1970) y cierra con la reforma de la Carta de 1991, en la que se define a Colombia como un Estado de derecho soportado en una la democracia que cambia de representativa a participativa. Si tras la crisis de los años 30 habíamos abandonado el modelo agrario e incursionado en el de sustitución de importaciones bajo los preceptos Cepalinos, ahora con la apertura económica de 1991, se reprimarizará nuestra economía.

Con la irrupción de la revolución verde en la zona cafetalera del país, llegan los impactos socioambientales de la caficultura moderna intensiva en productos de base química que asegura enormes volúmenes de café pergamino a costa de la biodiversidad busca consolidar un clúster, aunque al olvidar la incorporación de valor agregado al “grano de oro” también sumirá la economía cafetera en un deterioro de los términos de intercambio. La sustitución de la caficultura tradicional por este nuevo modelo basado en el monocultivo  que arrasó la biodiversidad y facilitó las plagas, también desterró del campo a legiones de campesinos que sin educación suficiente no pudieron asimilar el nuevo modelo financiero y tecnológico de la nueva caficultura.

Imagen 4: Al comparar en la Ecorregión Cafetera los usos potenciales del suelo con las coberturas en 2002, mientras la superficie forestal se ha disminuido 3,5 veces, los potreros se han expandido 12 veces. Alma Mater.

Entre 1938 y 1951, Manizales al tiempo que desarrolla una estructura urbana en forma de cometa, pasa de 86 mil habitantes a 126 mil; y de 1973 a 1993, pasa de 221 mil habitantes a 345 mil, adquiriendo para entonces un desarrollo urbano caracterizado por núcleos satelitales inconexos, para albergar las comunas periféricas; con este cambio demográfico y urbanístico que se acompaña de los impactos de la revolución verde en las zonas cafetaleras y que expresa un modelo de ocupación conflictivo del territorio que propicia la fragmentación social y espacial de la ciudad, sumado a la reforma a la Carta (1991) definiendo a Colombia como un Estado social de derecho, tras palidecer la sociedad industrial de ayer y haberse desmontado el Estado solidario para darle vía al neoliberalismo, la nueva sociedad urgida de una cultura ciudadana en la que se establezcan relaciones de respeto por los derechos bioculturales y por lo público, le impone a las SMP como retos para la construcción de la paz: “el civismo activo”,  y “la civilidad como valor supremo de la cultura urbana”.

Para dicha problemática, compleja por demás, los principales asuntos a resolver demandan una agenda cívica e interinstitucional y de carácter participativo e incluyente, para Manizales, que contando con una filosofía socioambiental profunda, y un plan de acción concertado, contemple entre otros asuntos, estos: en lo social, la fragmentación social y la brecha educativa; en lo ambiental, la “guetificación” de la ciudad y la amenaza por el cambio climático; en lo económico, la brecha de productividad y la informalidad; y en lo institucional, la corrupción y el “paraestado”.

Súmense al anterior panorama, otras problemáticas a resolver como la grave la expulsión poblacional de personas calificadas al exterior, la tercerización de la economía departamental antes soportada en el agro, las altas tasas de subempleo y de desempleo abierto y oculto, el impacto negativo por el rezago de las fuerzas productivas locales, la inequidad regional sobre el Índice de Desarrollo Humano, la urgente necesidad de descentralizar el presupuesto de la Nación y la necesidad de implementar estrategias de gobernanza y apropiación del territorio en los procesos de ordenamiento y planificación.

Para esto, el territorio entendido como una construcción social e histórica, también ofrece fortalezas que deben aprovechar la SMP y la sociedad en su conjunto: en lo social, el potencial pluricultural y mestizo de su población tal cual se advierte en Riosucio y Marmato; en lo ambiental, el carácter biodiverso y el potencial geoestratégico y paisajístico de la Ecorregión Cafetera; en lo económico, sus abundantes recursos y bienes patrimoniales naturales y culturales como lo expresa la declaratoria del PCC; y en lo institucional, los factores históricos y antropológicos favorables a la cohesión e integración regional, actuando en el marco de la RAP del Eje Cafetero.

Gracias.

* GDE. Profesor de la U.N. de Colombia y Miembro de la SMP de Manizales. Ponencia para el Panel de Expertos: Las Sociedades de Mejoras Públicas y el Urbanismo. Encuentro de SMPs durante la celebración de 107 años de la SMP de Manizales. Manizales, Junio 27 y 28 de 2019. Auditorio Tulio Gómez Estrada. Universidad De Caldas. http://godues.webs.com

Imagen de Portada: Manizales en los años 20. Maestro Luis Guillermo Vallejo. Mural en la Cámara de Comercio de Manizales.

ANEXOS A DOCUMENTOS DE INTERÉS PARA LA SMP:

 

El territorio del río Grande de la Magdalena. Una declaratoria que priorice al río Magdalena como uno de los escenarios más representativos en la historia del país, debería partir del concepto del territorio como sujeto de derechos. Si su cuenca es el hábitat donde se dan nuestras relaciones con el medio andino tropical, también el río, pese a haber sido fundamental como ruta de acceso para la ocupación del territorio, y como medio para la consolidación de la nación durante el siglo XIX, hoy víctima del olvido, se encuentra degradado y contaminado. Amparar sus derechos ambientales, es darle primacía a sus 30 mil pescadores, y a los humedales y bosques secos que lo circundan, no sólo para ponerle límites a las intervenciones que buscan establecer un canal navegable para que no alteren su vaguada ni los humedales como ecosistemas vitales, sino también para ordenar el cumplimiento de las acciones que demanda su recuperación integral: http://bdigital.unal.edu.co/63916/1/elterritoriodelriograndedelamagdalena.pdf

 

Sistema Urbano y Ciudad Región del Eje Cafetero. Entre Pereira, Manizales y Armenia, además de importantes poblados conurbando el espacio, conforme se han intensificado los factores de movilidad, el territorio intermedio se ha rururbanizado, al tiempo que dichas capitales se han conurbado. Entre los desafíos que deberán enfrentar nuestros planificadores, además de resolver la fragmentación socio-espacial que propicia los guetos urbanos, está el de estructurar un nuevo ordenamiento territorial en el marco de la RAP del Eje Cafetero, considerando las interacciones metropolitanas del territorio en el mediano y largo plazo y fortalecer la movilidad para desarrollar un mercado integrado de mayor capacidad, lo que significa hacer del sistema de ciudades el nuevo motor del desarrollo económico: http://bdigital.unal.edu.co/70217/1/sistemaurbanoyciudadregiondelejecafetero.pdf

 

Tribugá: ¿es posible el desarrollo sostenible? Además de advertirse sobre el fuerte impacto de un puerto sobre los ecosistemas vecinos a la ensenada de Tribugá, se propone hacer socias del proyecto a las comunidades ancestrales del territorio para prevenir un modelo de enclave, y como opción ambiental a Cupica para articular los mares de Colombia mediante un ferrocarril interoceánico que llegaría al complejo portuario antioqueño y se complementaría con el Atrato. Este tren transitando por Vigía y Chigorodó para no interferir el tapón del Darién, empalmaría el proyecto a un sistema intermodal de carga para Colombia soportado en ferrovías e hidrovías. Es la oportunidad para hacer bien una obra que impulse el crecimiento económico, les sirva a las comunidades y resguarde el medio ambiente. Esta sería la manera. Ver en:  http://bdigital.unal.edu.co/72594/1/tribugaesposibleeldesarrollosostenible.pdf

 

ONG: desarrollo sostenible, gestión del riesgo y cambio climático. Ponencia presentada a nombre de la SMP de Manizales, en el foro “ONG: desarrollo sostenible, gestión del riesgo y cambio climático”, realizado en la Universidad de Manizales el Miércoles 5 de Junio de 2019, se ocupa del contexto general de la problemática socio-ambiental de interés para la Ecorregión del Eje Cafetero, en el marco del cambio climático. Como referente, se presenta en ella la Ecorregión vista con un enfoque de territorio, y por lo tanto desde la perspectiva cultural y ambiental, recurriendo para el efecto a los cuatro mundos que expresan el carácter multidiverso y pluricultural de la Ecorregión Cafetera: el occidente minero, la subregión magdalenense, la zona cafetera y la alta cordillera. Los enlaces sugeridos en cada ítem, y en particular los de la bibliografía de soporte, complementan las ideas y la información dadas. Ver en:  http://bdigital.unal.edu.co/72627/1/ongdesarrollososteniblegestiondelriesgoycambioclimatico.pdf

 

Plusvalía urbana para viabilizar el POT de Manizales. Aunque existen instrumentos para una distribución equitativa de cargas y beneficios como la valorización y la compensación, hoy las ciudades modernas están aplicando un instrumento de gestión más efectivo como lo es la Plusvalía urbana. Si queremos una opción para financiar un desarrollo urbano equitativo, es hora de aplicar dicha obligación fiscal (no tributaria) por ser un instrumento más serio de financiación un POT, ya que según los expertos recuperar la Plusvalía urbana además de resultar legítimo es también un asunto perentorio. Ver en:  http://bdigital.unal.edu.co/71700/1/tierravivayelcasodelareservaderioblanco.pdf

 

“Tierraviva” y el caso de la Reserva de Río Blanco. Documento para la Coadyuvancia en Acción Popular en defensa de la Reserva Forestal Protectora de Río Blanco, amenazada por el proyecto Tierraviva usurpando el anillo de contención de un área de interés ambiental estratégica de Manizales y de la Nación. Este documento, además de formular las preguntas que debería resolver la instancia jurídica, y de señalar las normas que se habrían violado al permitir un uso urbano del suelo en el anillo de contención de la Reserva de Río Blanco, reclama la aplicación del Principio de Precaución. Ver en:  http://bdigital.unal.edu.co/71700/1/tierravivayelcasodelareservaderioblanco.pdf

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS:

100 AÑOS DE CIVILIDAD EN LA CONSTRUCCIÓN DE TERRITORIO. Libro Centenario SMP Manizales. SMP Manizales (2012).

A propósito de los 70 años de la U.N. Sede Manizales. Duque Escobar, Gonzalo (2018) Revista Civismo, Manizales.

Apuntes para la historia de Manizales: Desde antes de su fundación hasta fines de 1913. José María Restrepo M. (1914).

Caldas en la biorregión cafetera. Duque Escobar, Gonzalo (2014) In: Foro “Por la Defensa del Patrimonio Público, U de Caldas.

Ciencia, tecnología y ruralidad en el POT de Caldas. Duque Escobar, Gonzalo (2013) In: Instalación del Comité Regional de Ordenamiento Territorial de Caldas, Agosto 20 de 2013, Gobernación de Caldas.

Colombia: ¿muere el país rural? Duque Escobar, Gonzalo (2019)  Documentación. La Patria, Manizales.

Colonización, fundaciones y conflictos agrarios. Albeiro Valencia Llano (2000) Artes Gráficas Tizán.

¿Cuál es el mejor sistema de transporte para Colombia?  Duque Escobar, Gonzalo (2017) [Objeto de aprendizaje – Teaching Resource]

Cultura y Turismo en Caldas. Duque Escobar, Gonzalo (2018) In: FORO: Turismo y Cultura., Universidad Católica de Manizales.

Desarrollo y ruralidad en la región cafetalera. Duque Escobar, Gonzalo (2012) Revista Eje 21

Eje Cafetero: construcción social e histórica del territorio. Duque Escobar, Gonzalo (2017) Editorial Revista Summa Iuris. Volumen 5.

El alba iluminada de la Cámara de Comercio de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo (2013) Manizales, La Patria.

“El buen manizaleño se nota”. Campaña de la SMP (1991).  José Rubiel López Montes.

El centenario Centro de Historia de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo (2011)  La Patria.

El departamento de Caldas frente a los Objetivos de Desarrollo del Milenio. U. Autónoma de Manizales-PNUD (2007).

El desarrollo urbano y económico de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo (Febrero de 2016). Repositorio U.N de Colombia.

El modelo de ocupación urbano – territorial de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo (2015) In: Encuentro Colectivo Alianza Verde.

El Paisaje Cultural Cafetero. Duque Escobar, Gonzalo (2017) In: Primer Simposio del Paisaje Cultural Cafetero, Diciembre 12 de 2017, Recinto del Pensamiento. Manizales, Caldas.

El quehacer de la centenaria SMP de Manizales (Compilación) GDE. SMP Manizales.

El territorio del Gran Caldas, “La Tierra del Café”. Duque Escobar, Gonzalo (2014) Revista Civismo (458). SMP de Manizales.

El territorio del río Grande de la Magdalena. Duque Escobar, Gonzalo (2018) [Objeto de aprendizaje – Teaching Resource]

El transporte rural y el desarrollo de Caldas. Duque Escobar, Gonzalo (2010). La Patria, Manizales.

Elementos para la construcción de una visión estructurada del desarrollo de Caldas. Duque Escobar, Gonzalo (2014). Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales, Manizales, Colombia.

Guerra o Paz, y disfunciones socio-ambientales en Colombia.  Duque Escobar, Gonzalo (2016) Revista Civismo SMP Manizales,

La formación socioeconómica de Caldas y sus características políticas. Orlando Jaramillo Gómez (2009) U. de Caldas, Manizales.

Institucionalidad en el Paisaje Cultural Cafetero PCC. Duque Escobar, Gonzalo (2012) In: Taller Internacional Estudios del Paisaje, 30 de julio de 2012, Manizales, Colombia.

La SMP de Manizales (2012-2019), en sus 107 años. Gonzalo Duque Escobar (2019) Compilación Documental.

Logística del transporte para la RAP del Eje Cafetero. Duque Escobar, Gonzalo (2019) [Objeto de aprendizaje – Teaching Resource]

Manizales: el futuro de la ciudad. Duque Escobar, Gonzalo (Mayo 2016). Cátedra de Historia Regional de Manizales “BAT: 533 a 560.

Manizales: funciones urbanas y metropolitanas. Duque Escobar, Gonzalo (2012) La Patria, Manizales.

Manizales: un diálogo con su territorio. Duque Escobar, Gonzalo (2014) Documento de discusión.  Web SMP Manizales.

Manizales en la dinámica colonizadora (1846-1930). Albeiro Valencia Llano (1990). Fondo Editorial U de Caldas.

Más espacio y oportunidades para el ciudadano. Duque Escobar, Gonzalo (2018) Universidad Nacional de Colombia – Sede Manizales.

ONG: desarrollo sostenible, gestión del riesgo y cambio climático. Duque Escobar, Gonzalo (2019)  Ponencia de la SMP en Foro Ambiental de Alianza Suma: Junio 5 de 2019, Universidad de Manizales.

Opciones de Caldas en medio ambiente, cultura y territorio. Duque Escobar, Gonzalo (2015)  Revista Civismo. SMP Manizales. Caldas.

Participación de la sociedad civil en el ordenamiento territorial. Duque Escobar, Gonzalo and Torres Arango, Claudia (2009) In: Jornada Académica y Taller de la SMP de Manizales, 07 Noviembre de 2009, Manizales.

Plusvalía urbana para viabilizar el POT de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo (2016) In: Foro-Debate: “Cargas y Beneficios en el Plan de Ordenamiento Territorial: pros y contras de la Plusvalía en Manizales”,  Recinto Concejo Municipal de Manizales.

Raíces en el tiempo. La región caldense. Albeiro Valencia Llano (2010) Artes Gráficas Tizán.

Reflexiones sobre el POT de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo (2016) La Patria, Manizales.

Retrospectiva de la Constitución Política. Duque Escobar, Gonzalo (2016) La Patria, Manizales, Colombia.

Riesgos para el agua en la ecorregión cafetera de Colombia. Duque Escobar, Gonzalo (2018) UN Periódico. ISSN 16570987.

Semblanza del Padre Adolfo Hoyos Ocampo. José Germán Hoyos (2008). Academia Caldense de Historia. Manizales.

Sistema urbano y ciudad región del Eje Cafetero. Duque Escobar, Gonzalo (2018) In: Sesión Conjunta de Concejos Municipales de la RAP del Eje Cafetero, 26 de Noviembre de 2018., Termales El Otoño, Manizales.

Subregiones del departamento de Caldas: Perfiles. Duque Escobar, Gonzalo (2016) In: Bases para el Plan de Desarrollo de Caldas 2016-2019. Secretaría de Planeación de Caldas.

Temas cívicos para agendas de desarrollo regional. Duque Escobar, Gonzalo (2012) In: Sociedad de Mejoras Públicas de Manizales 100 Años de civilidad en la construcción de territorio. Editorial Blanecolor S.A.S. Manizales, Colombia. ISBN 978-958-57465-0-3.

Territorio y Región: Caldas en la Ecorregión Cafetera. Duque Escobar, Gonzalo (2014) In: Celebración de los 102 años de fundación de la SMP de Manizales, Junio 27 y 28 de 2014, Auditorio José Restrepo Restrepo de la SMP, Manizales.

UMBRA: la Ecorregión Cafetera en los Mundos de Samoga. Duque Escobar, Gonzalo (2015) Sin editorial, Manizales, Colombia.

Un diálogo con la dinámica urbana. Duque Escobar, Gonzalo (2011) La Patria, Manizales.

Visión retrospectiva y prospectiva del desarrollo regional. Duque Escobar, Gonzalo (2010) In: Primer Foro Latinoamericano de Historia y Cultura de un Continente, 25 y 26 de Noviembre de 2010., Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales.

Documentos de GDE publicados en el Repositorio Institucional de la Universidad Nacional de Colombia

Enlace PDF…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: