“Tierraviva” y el caso de la Reserva de Río Blanco

Figura: En rojo, La Aurora a lindes de la Reserva Forestal Protectora de Río Blanco: al reducir la Zona con Función Amortiguadora a su mínima expresión, con Tierraviva a 140 m de la reserva ¿hablaríamos de ecociudadela o de ecocidio? Imagen: Plan Parcial de La Aurora, en Centro de Estudios y Gestión de Derechos para la Justicia Espacial.
.

Resumen: Documento para la Coadyuvancia en Acción Popular en defensa de la Reserva Forestal Protectora de Río Blanco, amenazada por el proyecto Tierraviva usurpando el anillo de contención para proteger un área de interés ambiental estratégica de Manizales y de la Nación. Este documento, además de formular las preguntas que debería resolver el perito para la instancia jurídica, y de señalar las normas que se habrían violado al permitir un uso urbano del suelo en el anillo de contención de la Reserva de Río Blanco, reclama la aplicación del Principio de Precaución.

Aunque el POT de Manizales en 2003 reconoce que ha faltado la necesaria protección en las fuentes de agua, compromete la función social y ecológica de la propiedad en el uso del suelo implementando un modelo de ocupación inconveniente y conflictivo violando los preceptos del ordenamiento del territorio al desconocer los derechos bioculturales de la Reserva Forestal Protectora de Río Blanco, y permitir daños severos e irreversibles con la urbanización del predio La Aurora ubicado en el anillo de contención de esta reserva que le provee el 35% del agua a los manizaleños y cuya área es de 4932 hectáreas.

Se deberían diferenciar por su extensión o ancho las zonas aledañas con función amortiguadora ZFA o Anillos de contención en los diferentes ecosistemas, así:

En el PNN de los Nevados (1 km). En Áreas protegidas declaradas 500 o 700 m, según sea un Distrito de Conservación de Suelos como Guacas – Rosario, o una Reserva Forestal Protectora caso de Río Blanco o Bosque de Chec.

La urbanización Tierraviva ubicada a 140 m de la Reserva Río Blanco, al estar 10 veces más cerca que la ciudad, generará impactos luminosos, de ruido y de alteración climática 100 veces mayores a los de Manizales. Dichos impactos, varían de forma inversa con el cuadrado de la distancia.

Pero Manizales ha venido presionando la estructura ecológica principal del municipio al abrirle paso en La Aurora a una urbanización de 2.200 unidades residenciales para 10 mil habitantes, colindando con la Reserva Forestal Protectora RFP de Río Blanco. Con ello, se alterará de forma irreversible y severa este ecosistema estratégico como consecuencia de unos usos urbanos en su anillo de contención, que incorporarán una huella ecológica de 20 mil hectáreas cuantía cuatro veces el área de la reserva, desde una ciudadela cuya densidad alcanza los 204 mil habitantes por milla cuadrada, contra una densidad demográfica de solo 20 mil que tiene Manizales.

Dicho área de interés ambiental estratégica de la nación y de la ciudad, además de proveerle servicios ambientales fundamentales a dicha urbe como reguladora del clima y del ciclo hidrológico, máxime ahora cuando los eventos climáticos extremos debidos al calentamiento global acechan, por ser parte de la Zona de Reserva Forestal Central de Colombia también resulta vital para el ecosistema altoandino como hábitat de especies endémicas, vulnerables y en peligro de extinción que sufrirían las consecuencias de la contaminación antropogénica y de la alteración hídrica y pluviométrica inducidas por la jungla de concreto invadiendo el anillo de contención de Río Blanco.

Si en el PNN de los Nevados se requiere un Anillo de contención de 1 km, para amortiguar los impactos de Manizales y de Pereira que están a 14 km, ¿cuál debe ser el ancho de la zona con función amortiguadora en el caso de la Aurora estando Tierraviva a tan sólo 140 m de la Reserva de Río Blanco, es decir 100 veces más cerca? Por algo la Fundación Grupo HTM (2014) recomendó para Río Blanco en La Aurora un anillo de 700 m de ancho.

PREGUNTO: ¿Puede acaso la “jungla de concreto” en La Aurora, no generar ruido ni contaminación lumínica, para cumplir las funciones de amortiguamiento que por ley le corresponden a un anillo de contención? ¿Puede capturar CO2 que proviene de Manizales y aportar oxígeno para la reserva de Río Blanco compensando el efecto proveniente de Manizales, tal cual lo hace un bosque? ¿Son o no los usos pertinentes cuando solicitan obras de urbanismo en un lugar amparado por el Decreto 2372 de 2010 por servir de protección para un área de interés ambiental fundamental, si con ellos se están alterando el microclima, los ciclos biogenéticos y las cadenas tróficas de la Reserva Forestal Protectora de Río Blanco? ¿Acaso un estudio de mitigación interna para las obras de urbanismo en Tierraviva puede lograr que una “jungla de concreto” amortigüe en la ZFA los impactos que Manizales le genera a la Reserva de Río Blanco?

Permitir daños parcialmente mitigables, severos e irreversibles, asociados al desarrollo urbano del suelo en un predio que por ley debe cumplir funciones de amortiguamiento fundamentales para proteger esta reserva de los impactos de la ciudad, significa poner en conflicto los usos del suelo al llevar obras de urbanismo al lugar, alterando las funciones de prevención y mitigación que demanda la sustentabilidad del estratégico ecosistema, lo que desnaturaliza la función social y ecológica de la propiedad en el área de amortiguamiento de la Reserva Forestal Protectora de Río Blanco.

Epílogo:

En el caso de La Aurora las decisiones del POT y licencias expedidas para Tierraviva, por violar los artículos 1, 79 y 80 de La Carta, la Ley Ambiental General (Art 1) y los principios rectores de la Ley 388 de 1997 del Ordenamiento Territorial (Art 2), además de desconocer el Decreto 2372 de 2010, (Art 5, 19 y 31) son ilegales, razón por la cual debe invocarse la aplicación del Principio de precaución contemplado en el Art 1 Numeral 6 de la Ley 99 de 1993.

*Profesor Universidad Nacional de Colombia y Miembro de la SMP de Manizales. Http://godues.webs.com Documento elaborado para la prueba pericial apoyando la Coadyuvancia de la Acción Popular en favor de la Reserva Forestal de Río Blanco, amenazada por obras de urbanismo en La Aurora. Manizales, Marzo 26 de 2019.

 

ANEXO
Riesgo hídrico en la Ecorregión Cafetera

Urgen acciones estratégicas para enfrentar el riesgo hídrico para el suministro de agua en las tres capitales del Eje Cafetero, dado que las cuencas más comprometidas de toda la ecorregión son las de los ríos Chinchiná, Otún y Quindío, e Incluso, las cuencas del Combeima y río Toche para el caso de Ibagué, toda vez que en estas urbes se concentran la población y el PIB regional.

Entre los desafíos para lograr la sustentabilidad del territorio en un escenario de cambio climático, aparecen las problemáticas socioambientales en las zonas de recarga de la Ecorregión Cafetera, donde los procesos de potrerización y los usos conflictivos del suelo, al comprometer la regulación hídrica ponen en riesgo el suministro de agua para las capitales cafeteras.
Entre las zonas de recarga que alimentan las cuencas abastecedoras de Manizales, Pereira y Armenia, sobresale no sólo el Parque Nacional Natural de los Nevados y las zonas del Roble y Mesa de Herveo, sino también los bosques alto-andinos en las Reservas Forestales de Río Blanco y Chec para la capital caldense, el PNN del Santuario de Flora y Fauna Otún Quimbaya para la capital risaraldense, y el Distrito de Suelos de Cocora para la capital quindiana. Cabe anotar, que también la ecorregión cuenta con otras zonas de recarga en los Páramos de Tatamá y Caramanta, y en el Bosque de Florencia.
Y en cuanto a los acuíferos para toda la Ecorregión Cafetera, –además del extenso valle del Magdalena como gran reservorio–, están los valles del río La Vieja por la vertiente del río Cauca, cuyo potencial de agua subterránea se asocia con el glacis del Quindío, el valle del Risaralda y la zona de Santágueda.
Para el efecto, se propone seguir el ejemplo de Pereira que blindó el agua extendiendo la figura de Parque Natural Nacional hasta el citado santuario para proteger las 5 mil hectáreas de la cuenca alta del río Otún utilizando la una figura de conservación de mayor jerarquía como lo es la de un Parque Natural Nacional, haciendo lo propio con las citadas Reservas Forestales Protectoras de Río Blanco, Chec, Combeima y Toche, y sobre todo en el Distrito de Suelos del Quindío como santuario que alberga el árbol nacional.
* Fuente: Epílogo N°4 en: Agua como bien público Gonzalo Duque-Escobar: Profesor de la Universidad Nacional de Colombia. Imagen: Anillos
de Contención de 700 m sugeridos en el POMCA por la Fundación HTM (2014) y Zonas de Reserva Forestales en Colombia (UPME)
ENLACES RELACIONADOS:
Acuerdo Climático: avance necesario pero insuficiente.

Agua como bien público.

Aire urbano contaminado… ¿qué hacer?

Amenaza para la Reserva de Río Blanco en Manizales

Anotaciones a las vías de Caldas.

Antropoceno… ¿concepto cultural o geológico?

Árboles, poblaciones y ecosistemas.

Arroyo Bruno, entre la muerte negra y la vida wayuu. 

Aspectos geofísicos de los Andes de Colombia.

Bosques, Cumbre del Clima y ENSO.

Bosques en la cultura del agua.

Caldas en la biorregión cafetera.

Calentamiento global en Colombia.

Cambio climático y gestión ambiental en Caldas.

Ciencia, tecnología y ruralidad en el POT de Caldas.

Ciencias naturales y CTS. 

Clima andino y problemática ambiental.

Clima, deforestación y corrupción.

Colombia biodiversa.

Colombia, país de humedales amenazados.

Cuatro PNN, patrimonio de la Ecorregión Cafetera.

Curso IDEA-SMP (CIDEAMA).

Degradación del hábitat y gestión ambiental.

Desarrollo urbano y huella ecológica.

Geociencias y Medio Ambiente.

Geotecnia para el trópico andino.

Gestión del riesgo natural y el caso de Colombia.

Gobernanza forestal para la ecorregión andina.

Guía astronómica.

El territorio del río Grande de la Magdalena.

El agua en Colombia: glosas.

Hidro-Ituango, una lectura a la crisis.

Huella hídrica en Colombia.

Huracanes y Terremotos acechan.

La problemática ambiental.  

Las cuentas del agua.

Manizales: un diálogo con su territorio.

Medio ambiente, mercado y Estado.

Movilidad y Modelo Urbano.

Nuestras aguas subterráneas.

Nuestro frágil patrimonio hídrico.

Patrimonio hídrico: carencias en la abundancia.

Plusvalía urbana para viabilizar el POT de Manizales.

Repositorio Institucional U.N.: GDE.

Retrospectiva de la Constitución Política.

Riesgo  para el agua en la ecorregión cafetera de Colombia.

Río Blanco como área de interés ambiental.

Río Blanco, cuna de vida…

Sol, clima y calentamiento global. 

Textos “verdes”.

Un TIM verde para el POT.

Vida y desarrollo para el territorio del Atrato.

IMÁGENES DE COMPLEMENTO
Grado de Transformación de la Estructura Ecológica Principal de Manizales al 2013. POT-Corpocaldas.
Ecorregión Cafetera: usos actuales y potenciales del suelo. SIR Alma Mater (2002)
Reserva Forestal Protectora de Río Blanco y la Quebrada Olivares (Zonas de Vida, Zonificación ambiental y Conflictos de uso del suelo), y su ubicación en la Cuenca del Río Chinchiná. PMA Corpocaldas.
Urbanismo en La Aurora, usurpando el Anillo de Contención que debería proteger la Reserva Forestal Protectora de Rio Blanco de impactos generados por Manizales. La Patria, Viernes, Noviembre 30 de 2018.
Estructura Ecológica Principal de Manizales mostrando la Reserva en vecindades de la ciudad. POT 2017.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: