Manizales, por la senda verde

Por Gonzalo Duque-Escobar *

Ponencia preparada para el Cabildo Abierto programado en junio de 2017 por el Concejo de Manizales, donde la sociedad civil y otros actores podrán expresar aspectos de importancia para el POT 2017-2019 de la Ciudad.

.

1- La ruralidad

Manizales posee 28 mil rurales cuyas NBI triplican las de los habitantes de la ciudadAunque el POT en la componente rural del municipio al tratar la dimensión ambiental alude al desarrollo social, al agua y a los corredores de conectividad biológica, en materia de desarrollo presenta dificultades como la de desconocer la cultura, tanto como factor fundamental para la producción de bienes y servicios artesanales, como para el fortalecimiento de la economía rural, al igual que se olvida de recuperar la economía asociada a la generación de bienes y servicios que soportan el patrimonio vivo existente en la galería de la ciudad, fundamental para los relictos de actividades de artesanos y campesinos rurales.

En cuanto a los productores rurales y artesanales, dado que lo rural y lo artesanal no se pueden confundir con lo agroindustrial y lo industrial. Mientras en la industria y la agroindustria aplica la metodología de clúster basada en la producción en serie y en economías de escala, en lo artesanal y en la producción rural, los productos deben ser bienes culturales con denominación de origen. Aunque en Colombia existe un clúster cafetero, la crisis del sector se explica por haber concedido la transformación y el mercadeo, para dedicarnos a vender el café pergamino como materia prima.

Véase: Bioturismo y adaptación ambiental para la Ecorregión Cafetera 

http://www.bdigital.unal.edu.co/4645/1/gonzaloduqueescobar.201162.pdf

Y respecto a la Plaza de Mercado, porque no se rescata un bien patrimonial enraizado con la ruralidad y con el origen de la ciudad. Si cuando se fundó Manizales, la razón primigenia fue la necesidad de una plaza de mercado para 400 familias ya establecidas hacia 1849, el que ésta se haya trasladado en 1910 a las Galerías cuando la Plaza del Libertador separa funciones rituales y de mercado, y en 1951 pasa a la actual Plaza de Mercado, la actividad que alberga configura un patrimonio cultural vivo que no sólo ha evolucionado, sino que también expresa las relaciones sociales y económicas de la ruralidad, asunto que desde la perspectiva antropológica obliga a prevenir su desestructuración ocasionada por la informalidad perenne y por la resiente presencia de las grande superficies de mercado.

Véase: Las dinámicas territoriales en la plaza de mercado

https://godues.wordpress.com/2011/10/10/las-dinamicas-territoriales-en-la-plaza-de-mercado/

.

2- El modelo de ocupación del territorio

El modelo de ocupación del territorio con su enfoque profundamente antropocéntrico y economicista, alimentado por una ética que sucumbe en la ecuación “Dólares V.S Preservación”, al estar caracterizado por una expansión conflictiva del uso del suelo, no sólo desconoce la función social de la propiedad por comprometer las grandes cuencas abastecedoras de agua de la ciudad, y presionar la estructura ecológica al restarle posibilidades a la vida al afectar la conectividad biológica del sistema alto-andino boscoso.

De un lado, la licencia a La Aurora para construir Tierraviva, una urbanización para 2200 unidades residenciales ubicadas en 12,5 ha, se ha concedido gracias a una reducción de seis veces la huella de carbono si se compara con un escenario regular, pero olvidando que habría huella de carbono al compararla con un bosque natural, porque existirá consumo de gas natural, de energía eléctrica, requerimientos de transporte, consumo de agua, de papel y de alimentos, generación de residuos sólidos, líquidos y gaseosos, e infraestructura construida. Son diez mil habitantes que modificarían el microclima, por compartir territorio con  funciones urbanas que interfieren el hábitat de especies nocturnas, ave silvestres, monos, batracios y reptiles, entre otras más del estratégico y biodiverso ecosistema alto-andino.

Véase: La Aurora. v.s. La Reserva de Río Blanco

http://www.bdigital.unal.edu.co/56983/1/laaurorav.s.lareservaderioblanco.pdf

Y en el caso de la Reserva de La Chec, por no asumir una posición conservacionista y previsiva en relación con el patrimonio hídrico, hace lo propio permitiendo que avancen las gestiones para emplazamientos mineros en vecindades de Toldafría, donde la prospección con sus perforaciones profundas destructurando el modelo hidrogeológico, abre compuestas para la contaminación minera del agua para consumo humano en la subregión Centro-Sur.

Véase: Agua y clima en el desafío ambiental

http://www.bdigital.unal.edu.co/52380/1/aguayclimaeneldesafioambiental.pdf

.

3- La gestión del riesgo

 

La gestión del riesgo, aunque apuntala la ciudad desde una perspectiva técnica gracias a los desarrollos geotécnicos y de monitoreo de la amenaza, y reconoce la necesidad de mejorar los factores de seguridad frente a la amenaza sísmica e hidrogeológica, dadas las condiciones del suelo y el calentamiento global, desconoce las causas de factores asociados a la economía política, como lo son una probable asimetría entre cargas y beneficio, y el enriquecimiento a través de la especulación con la plusvalía urbana.

En cuanto a los aspectos económicos, la separación de costos y beneficios resultado de la explotación del suelo, entre otros factores relacionados con pasivos ambientales, es lo que explica la mayor propensión de los desastres incidiendo en áreas populares del entramado urbano; del mismo modo, la costosa expansión de servicios públicos y la presión antrópica sobre áreas de interés ambiental urbana como Monteleón y Sancancio, en lugar de la densificación del medio construido, se ha venido amparando en la perversa tesis de que en la ciudad no existen lotes para el desarrollo de la actividad urbanizadora.

Véase: Plusvalía, desarrollo urbano y mercado 

http://www.bdigital.unal.edu.co/53796/1/plusvaliadesarrollourbanoymercado.pdf

Respecto a las amenazas, además de tener construcciones en suelos blandos y en laderas donde la amplificación símica incrementa la fuerza destructiva de un terremoto, también con el cambio climático habrá que diseñar las obras contemplando eventos extremos más frecuentes e intensos. Al respecto, si Manizales es una ciudad de laderas, habrá que considerar que tras los modelados y la deforestación se ha vulnerado el frágil equilibrio natural, dado que en las fuertes pendiente del trópico andino el factor de seguridad de largo plazo es igual a uno.

Véase: Vulnerabilidad de las laderas de Manizales

http://smpmanizales.blogspot.com.co/2017/05/vulnerabilidad-de-las-laderas-de.html

 .

4- La ciudad región:

Un tema vital para el POT de Pereira y Manizales, es el modelo de ocupación del suelo en un escenario conurbado, conforme a las dinámicas urbanas presentes en el territorio, aprovechando la relación entre movilidad y economía. Enfrentar los desafíos que la planeación le impone al ordenamiento del territorio a la luz de la planificación moderna, no sólo obliga a pensar en ciudades innovadoras y competitivas, sino también en un sistema integrado de transporte entre las área metropolitana impactando una población de más de un millón de habitantes, en un medio ambiente más humano, más amable y más verde.

En primer lugar, mientras la urgencia de las megalópolis es volverse internacionalmente competitivas y manejar problemas de escala, y la de los poblados menores articularse a un centro urbano de mayor nivel de importancia desarrollando una competencia específica, la de las ciudades intermedias como Pereira y Manizales debe ser conurbarse para conformar una ciudad región. De no lograrlo, la economía de la ciudad al igual que la de Pereira palidecerá, como consecuencia de las acciones metropolitanas ejercidas desde Cali y Medellín.

Véase: La Ciudad Región Pereira-Manizales 

http://www.bdigital.unal.edu.co/48164/1/laciudadregionpereiramanizales.pdf

En segundo lugar, el POT no aborda los desafíos y potencialidades de la conurbación urbano-regional entre Manizales y Pereira, donde las apuestas de movilidad a nivel de la ciudad región, de prestación de servicios públicos entre los municipios de la subregión, y de políticas públicas de base para lograr una necesaria complementariedad económica, son los grandes temas no incluidos en el POT que reclaman una herramienta jurídica más fuerte que la volátil Asociación de municipios, como lo es la declaratoria del Área Metropolitana del Centro Sur de Caldas, por ser un instrumento de largo plazo que sí permitiría potenciar dichos desarrollos y prevenir los conflictos asociados a la Ciudad Región del Eje Cafetero.

Véase: Por un territorio verde y funcionalmente integrado

 http://www.bdigital.unal.edu.co/56428/19/porunterritorioverdeyfuncionalmenteintegrado.pdf

.

5-  El desarrollo industrial de la ciudad

Si bien la competitividad de la ciudad pasa por el desarrollo del sector secundario, aunque ya no son los tiempos de la sociedad industrial de ayer sino los de la sociedad del conocimiento, existen enormes potencialidades para el desarrollo de dos plataformas logísticas donde se albergarían industrias químicas de base minera, y la posibilidad de lograr importantes desarrollos, si articulados con Pereira para alcanzar masa crítica, le apostamos a construir sinergias entre la Economía del Conocimiento, con las economías Verde, Digital y Naranja. Sin tamaño suficiente, no podremos traer empresas ancla, ni tener desarrollos en los sectores señalados.

En relación con el tema de la logística, la ciudad ha permanecido silenciosa frente a la posibilidad de desarrollar un sistema de conectividad férrea para el transporte intermodal de carga, implementado una plataforma logística común para industrias minero-energéticas asociadas a corredores logísticos estratégicos para el país, como el Ferrocarril Cafetero entre La Dorada y el Km 41, el Puerto Multimodal de La Dorada y la extensión del Corredor Férreo del Cauca entre la Virginia y Urabá, propuestas de la UN-SMP que aún desconoce el nuevo Plan Maestro de Transporte Intermodal (2015).

Véase: ¿Cuál es el mejor sistema de transporte para Colombia? 

http://www.bdigital.unal.edu.co/56402/1/cualeselmejorsistemadetransporteparacolombia.pdf

Ahora, como sociedad del conocimiento, Caldas y Manizales requieren para su desarrollo una zona franca, en la que se centren los esfuerzos mancomunados de empresarios, gobierno y academia, para aprovechar las ventajas naturales y culturales de la Ecorregión y la Ciudad, en la construcción de sinergias entre la nueva economía de las TIC y la economía verde, con la economía del conocimiento. Esto, además de fortalecer el turismo asociado al PCC.

Véase: Opciones de Caldas en medio ambiente, cultura y territorio

http://www.bdigital.unal.edu.co/51288/1/opcionesdecaldasenmedioambienteculturayterritorio.pdf

.

*Gonzalo Duque-Escobar, Profesor de la U.N. de Colombia y Miembro de la SMP de Manizales. Ponencia http://godues.webs.com  Ponencia presentada a nombre del Partido Alianza Verde para el Cabildo Abierto. Concejo de Manizales, Junio 2 de 2017.

.

ENLACES DE COMPLEMENTO

* GDE: Profesor de la Universidad Nacional de Colombia y Miembro de la SMP de Manizales http://godues.webs.com

Imagen de portada: Panorámica de Manizales, en skyscrapercity

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: