Centro-Sur de Caldas y Ciudad Región

 

Centro Sur y Ciudad Regíon Eje Cafetero

Por Gonzalo Duque-Escobar *

Este territorio asentado sobre la gran cuenca del río Chinchiná, está constituido por cinco municipios: Manizales, Neira, Chinchiná, Villamaría y Palestina, donde se concentra cerca del 68% del PIB de Caldas y el 40% de la población de este departamento: se trata de una conurbación de facto, ubicada en el corazón del triángulo de oro de Colombia que se desarrolla hacia el sur hasta Pereira, e incluso hasta Armenia y Cartago, por lo que en virtud del alto grado de conurbación del territorio, sus mayores núcleos urbanos en lugar de competir, deberán conformar una ciudad región para prevenir conflictos y potenciar desarrollos complementando sus economías, o de lo contrario palidecerían en medio de las interacciones metropolitanas que se avecinan desde Cali y Medellín.

No solo continúa vigente el desafío para Pereira y Manizales como ciudades intermedias pequeñas, de establecer una Ciudad Región para sumar fortalezas demográficas y territoriales, sino también para la Subregión Centro Sur de Caldas, al igual que para Pereira y los municipio vecinos, el reto de consolidar sendas áreas metropolitanas para hacer viable la articulación de las capitales del Eje Cafetero con sus zonas conurbadas, dado que no de otra manera se podría avanzar en un ordenamiento del territorio ajustado a los nuevos enfoques de la  planificación moderna, los que propenden por la construcción de sinergias económicas soportadas en las dinámicas y fortalezas culturales y ambientales del territorio, sobre todo ahora cuando las fronteras de los entes municipales se van volviendo porosas en la medida en que los núcleos urbanos interactúan.

Si bien las condiciones geopolíticas que hicieron de Manizales un próspero poblado gracias a su posición de privilegio adquirida a finales del siglo XIX aprovechada por medios de transporte como el cable y el ferrocarril para sacar el café, ya cambiaron, también para Pereira las ventajas adquiridas durante la segunda mitad del Siglo XX relacionadas con su ubicación estratégica al quedar ubicada en el centro geográfico y económico del Eje Cafetero, entre Manizales, Armenia y Cartago, también se estarán desvaneciendo frente a Cali y Medellín, tras el advenimiento de los modernos corredores viales del occidente colombiano. Algo de esto explica por qué durante la última década la economía de la región cafetera, al estar relativamente desconectada de los medios troncales del transporte que la vinculas a los grandes mercados, ha venido decayendo: basta ver entre 2004-2014 cómo las tasas de desempleo de Pereira han sido de las mayores del país, y cómo mientras el PIB en Caldas sólo crece 2,6%, en promedio la media nacional anual para dicha década llega al 4,8%.

De cara al siglo XXI, sí la urgencia de las megalópolis es volverse internacionalmente competitivas y manejar problemas de escala, tal cual ocurre con Bogotá donde los temas centrales pasan por la movilidad y el metro, o por Ciudad Bolívar, y la de los pequeños poblados es articularse a un gran centro urbano vecino desarrollando una competencia para resolver sus falencias, caso Girardot quien se ha especializado de cara a la capital, otra es la urgencia para las ciudades intermedias grandes como Medellín o pequeñas como Manizales y Pereira, que de no conurbarse con un centro urbano similar en tamaño y relativamente cercano, podrán palidecer en medio de su soledad en el caso de Medellín, o sufrir fenómenos de vaciado en el caso de Manizales o Pereira cuando sus economías resulten siendo absorbidas como consecuencia de la competencia urbana con el otro centro urbano, vecino.

En este nuevo enfoque, donde el planificador también se obliga a pensar en ciudades competitivas que sean amables y verdes, pensadas para la gente, sin guetos urbanos ni zonas de riesgo, con una coherencia social, ambiental, económica e institucional que garantice la estructuración de su complejo territorio rur-urbano a partir de procesos participativos a nivel metropolitano, para la subregión Centro Sur de Caldas habrá que considerar, entre otros asuntos, la supervivencia de la ciudad en el largo plazo, además del desempleo estructural, la inseguridad y la inequidad de los medios urbanos, y de temas como el ordenamiento de la gran cuenca del río Chinchiná con las problemáticas el calentamiento global y el aprovechamiento de la declaratoria del Paisaje Cultural Cafetero PCC, o el desarrollo rural de unos 75 mil habitantes de, los cuales 29 mil que son de Manizales tienen un índice de NBI del 28%.

En este nuevo escenario, en el que habrá que distribuir las oportunidades descentralizando la infraestructura social y económica de conformidad con las ventajas comparativas del complejo territorio, habrá que considerar que Manizales aportaría su potencial económico y oferta de servicios como ciudad intermedia; Palestina los beneficios de Aerocafé, además de su zona recreacional en Santágueda; Villamaría su natural vocación de dormitorio, el Parque Natural de los Nevados y el termalismo del Río Claro; Neira como portal de la ruta de la colonización, su patrimonial arquitectura del bahareque y la posición geoestratégica de Planes, lugar vecino al corredor férreo del Cauca y a Pacífico 3; y finalmente Chinchiná su cercanía a los corredores viales intrarregionales y al propio Aerocafé.

Y a nivel suprarregional, si en 1970 el Eje Cafetero participaba con el 7,1% del PIB de la Nación, hoy su participación ha caído al 3,8%, y el desempleo para Pereira y Armenia cerrando el año 2014, llegaron al 13,6% y 14,6%, respectivamente. De ahí la necesidad de aprovechar la relación directa y efectiva entre movilidad y economía, integrando los mercados de las áreas metropolitanas de Pereira y Manizales, propiciando de paso un enorme beneficio para Chinchiná, Palestina y Santa Rosa de Cabal, dado que ambas capitales, Dosquebradas, Villamaría y estas tres poblaciones, suman 1 millón cien mil habitantes, 51% de ellos en Pereira y 39% en Manizales.

* Profesor Universidad Nacional de Colombia http://godues.webs.com , Documento preparado para la Revista Eje 21. Marzo de 2016.

Relacionados:

Conurbación Centro-Sur y Ciudad Región del Eje Cafetero https://godues.wordpress.com/2013/05/24/

Eje Cafetero y transporte intermodal https://godues.wordpress.com/2016/03/08/

El desarrollo urbano y económico de Manizales  https://godues.wordpress.com/2015/07/15/

El futuro de la ciudad https://godues.wordpress.com/2015/12/06/

La ciudad región del triángulo del café https://godues.wordpress.com/2013/05/07/

La Ciudad Región Pereira-Manizales https://godues.wordpress.com/2015/04/27/

Macroproyectos Cafeteros y Ciudad Región https://godues.wordpress.com/2012/01/10/

Subregión Centro-sur & Ciudad-región. https://godues.wordpress.com/2012/07/23/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: