¿Cuál es la historia del Cerro Sancancio?

 

Cerro Sancancio
Imagen : Sancancio, en http://www.skyscrapercity.com

Por JOSÉ WILMAR JARAMILLO

Explica el Ingeniero Civil y Geofísico Gonzalo Duque-Escobar que el glaciar del complejo volcánico Ruiz-Tolima, hace millones de años, en el periodo cuaternario, durante el pleistoceno, llegó a alcanzar una extensión de 800 km cuadrados de hielo, cuando se extendía por encima de los 3500 msnm, hasta el Nevado del Tolima, mientras que para el año 1975 la extensión de los tres glaciares de los nevados del complejo volcánico, sumaba apenas 29 km cuadrados.
Resalta que el cerro Sancancio surge del empuje que pliega y fractura la cordillera, y provoca el levantamiento del territorio donde hoy se encuentra Manizales, en la antesala de las enormes erupciones del Ruiz responsables de los depósitos de avalanchas, que se corresponden con las formaciones de bloques redondeados o conglomerados que, a modo de evidencia, se observan en los taludes de la Panamericana por el lado de la Florida, y yendo hacia la cárcel, o en los taludes de la Universidad Autónoma y en el escarpe de los barrios Chipre y La Francia. Esos bloques de hasta un metro o más de tamaño, son pruebas de dicho levantamiento y también de erupciones volcánicas ocurridas en el parque de los nevados.
Por eso cuando se habla del cerro Sancancio como una formación lávica, dado que es un domo volcánico, se debe empezar por hablar de una formación asociada a procesos magmáticos, cuya energía proviene de los esfuerzos tectónicos que levantaron de forma gradual la zona occidental de la ciudad, fuerza de la cual también proviene la energía con la cual se exprime a la superficie el magma que explica este otero llamado Sancancio, que es el cerro tutelar de la ciudad, asociado a un fenómeno geodinámico que explicaría su altitud superando los 2200 msnm, similar a la de Chipre y de Villa Kempis.
Reseña Duque Escobar, que las formaciones sobre las cuales se han establecido las capitales cafeteras, Manizales, Pereira y Armenia, al igual que Ibagué, son abanicos fluvio-torrenciales que se formaron durante esa gran glaciación del cuaternario, gracias a que en los últimos dos millones de años se desarrolló el Complejo Volcánico Ruiz – Tolima, en dos fases: inicialmente con grandes derrames de lava, y durante los últimos 500 mil años, con grandes explosiones posibilitándose con los glaciares una secuencia de enormes flujos de lodo.COMENTARIO ADICIONAL:

Relata Albeiro Valencia Llano que el señor Fermín López, nacido en Rionegro, tomó la decisión de viajar con algunas familias hacia el sur del río Chinchiná buscando nuevas tierras para colonizar. Hacia 1837 se ubicó en terrenos de la futura Manizales, al pie de un cerro tan especial que servía como referencia para que nuevos expedicionarios lo pudieran localizar. Aquí organizaron ranchos y algunos cultivos y se establecieron por algún tiempo.

Años después, en 1843, llegaron Joaquín Arango Restrepo y su familia, donde encontraron los abiertos realizados por Fermín López y se instalaron en la parte oriental del cerro que fue bautizado con el nombre de Sancancio.

Don Joaquín preparó el terreno, organizó una finquita con roza de maíz y fríjol; con sementera, cultivada con plátano, yuca y caña de azúcar; con huerta, donde sembraron plantas de aliño y medicinales; preparó el patio y los nidos para las gallinas y el corral para los cerdos. Construyó una casa con guadua y arboloco, e instaló la familia.

La finca se extendía desde el pie del cerro hasta la Camelia. Decían que veían volar brujas desde la parte alta del cerro, hasta los numerosos yarumos que abundaban en los montes cercanos.
Sobre el tema publicó un artículo el educador José María Restrepo Maya, en 1903, en el periódico La Silueta, donde anotó que dos brujas molestaban a los niños y no dejaban dormir con los ruidos extraños y maldades.

Don Joaquín preocupado decidido a cortar el problema de raíz habló con Pedro, un peón alto, fuerte y valiente, para que se escondiera y montara guardia en el corredor de la casa.

Sin embargo no pasó la prueba. Al otro día lo encontraron desmayado y narró lo sucedido: “Se le había aparecido una legión de brujas acompañadas de El Patas, ellas con largas batas blancas y él con cachos colorados, alas grandes como murciélago, una cola como de 10 metros de largo, echando chispas por todo el cuerpo. Cuando vieron a Pedro se echaron a volar, dieron vuelta al morro de Sancancio y después cogieron Manizales arriba”.

Pasaron los años y las brujas se volvieron famosas; creció la leyenda y se impuso el dicho de “más cebado que las brujas de Sancancio”. Con el tiempo se descubrió que las famosas brujas fueron las traviesas chiquillas: Pepita, hija de don Joaquín, y Lolita su sobrina, quienes apenas tenían 10 y 11 años de edad. De este modo los mitos y leyendas contribuyeron a cambiar la cotidianidad de los primeros habitantes de Manizales.

Ref: La Patria. Consultorio Arquitectónico. Manizales, 27/09/2014.
Relacionados:
Desafíos del Complejo Volcánico Ruiz-Tolima. Duque Escobar, Gonzalo (2013) https://godues.wordpress.com/2013/06/09/
Manual de geología para ingenieros. Duque Escobar, Gonzalo. U.N. de Col. Manizales, 1998. http://www.bdigital.unal.edu.co/1572/
Una política ambiental pública para Manizales, con gestión del riesgo por sismos, volcanes y laderas. Duque Escobar, Gonzalo (2012)http://www.bdigital.unal.edu.co/6497/

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: