Manizales: un diálogo con su territorio

.
Imagen: Manizales en 1923. Centro de Historia de Manizales
Gonzalo Duque-Escobar *
Introducción
Esta presentación se elabora para el Foro del 5 de Marzo “GRACIAS POR VENIR MANIZALES”, que lidera el Colectivo “Subámonos al bus del POT”, como una actividad de la Sociedad Civil de la Ciudad, relacionada con el ordenamiento de su territorio, entre otras que se desarrollan con el soporte de la SMP Manizales.


 

Imagen 1: El Bus del POT
•El territorio de Manizales, entendido como una construcción social e histórica, es el resultado de las relaciones dialécticas entre dos sistemas complejos: el de la sociedad del Gran Caldas cuyas raíces se forjaron durante el proceso de la colonización antioqueña y con el aporte del caucano que se remonta a La Colonia, y el del medio natural con las características del frágil ecosistema biodiverso regional, perteneciente al trópico andino, que se ha venido transformando desde mediados del siglo XIX.
•Las problemáticas y potencialidades socioambientales de la ciudad y de la región, emplazan a la sociedad civil a establecer un dialogo con el territorio a través de la cultura, para trazar las políticas públicas e identificar las acciones emblemáticas que prevengan su fragmentación y desestructuración, y que viabilicen acciones que permitan el desarrollo con sentido humano y responsabilidad ambiental.
El Territorio y la ecorregión
El territorio caldense, en una extensión de 7.888 km2, consta de 27 municipios. Por sectores, la estructura del PIB de Caldas es: 17% Servicios, 17% Banca, Inmobiliario y afines, 14% Industria, 11% Agropecuario; 7% Construcción, 7% Transporte, 6% Electricidad; 5% Comercio y 16% Otros. Cuatro de “Los siete mundos de Samoga”, expresan el carácter de nuestra ecorregión: Pachamama(tierra) representa el occidente minero con Marmato y Riosucio; Bachué (agua), el recurso hídrico del occidente caldense, tierra de vapores y ranchos de hamacas; Yuruparí (aire), el aroma de la tierra del café por los dos ejes de la colonización antioqueña, y Chiminigagua (fuego), la alta cordillera con sus volcanes y fértiles tierras de Marulanda.Los otros tres mundos: Chía (arte) expresa la cultura de esta ecorregión triétnica; Bochica (lógica), la necesaria articulación entre ciencia y saberes; y Chibchakum (tecnología), nuestros desarrollos tecnológicos, como el bahareque, la caña panelera, las obras para el control de la erosión, las artesanías de Riosucio, Aguadas y Marulanda.
La Gente y la caldensidad
Manizales cuenta con 400 mil habitantes, de los cuales 373 mil son urbanos y 27 mil rurales. En Caldas, cuya población no llega al millón de habitantes, menos de 700 mil habitan en las cabeceras y 300 mil en el medio rural.
Al surgir en el siglo XX una caficultura de pequeña superficie y alto efecto redistributivo del ingreso, se acentúa y moldea el carácter definitivo del cafetero colombiano, al crearse una sociedad igualitaria, donde gravitan dos modos sociales diferentes de explotación minera: en la Colonia, con la minería de Quiebralomo y Marmato soportada en la esclavitud, y la de Antioquia soportada en el minero independiente.
Similarmente, ya en el siglo XIX son dos las formas de explotación agraria: una de servidumbre propia del Estado del Cauca y otra capitalista en la ruta e la colonización por el Estado del Sur de Antioquia, donde más adelante convergen el carácter emprendedor del antioqueño mostrado por Carlos E. Pinzón y la mente abierta del caucano de clase media, no afectada por los regímenes de esclavitud y servidumbre, de quien Francisco José de Caldas es digno representante.
La “aldea de bahareque”
.
Imagen 2 – 3: Arriba: Manizales en 1864 por Rómulo Duran, en Revista Pregón Nº57 de 1910. Abajo: Manizales de principios del siglo XX, mostrando su nuevo templo de bahareque de 1888. Centro de Historia de Manizales.
Desde su fundación (1849) hasta el ocaso de la Guerra de los Mil Días (1903), esta “aldea encaramada” de A. Valencia Llano, vive un período de guerras civiles (1860, 1876, 1880 y 1884), en el que su economía de subsistencia se soporta en la arriería de miles de bueyes y mulas, el modelo urbano mantiene la trama reticulada, y su arquitectura, inicialmente de tapia pisada, tras el pavoroso sismo de 1884, pasa a la del bahareque de tierra, configurado en guadua y arboloco y una mezcla de estiércol de equinos y limos inorgánicos.

“La aldea refundada”

.
Imagen 4-5: Arriba. Manizales en 1916. En amarillo la aldea fundacional. Escuela de Arquitectura U.N. de Col. Abajo. Manizales 1920. Obra del Maestro Luis Guillermo Vallejo. Mural C. de Comercio.
En un segundo período (1903 a 1930), gracias al grano de oro la economía de la ciudad es de acumulación; son los tiempos de los vapores, los cables y los ferrocarriles cafeteros, en los que el meridiano económico de Colombia pasa por la ciudad.
Como consecuencia de los incendios de los años 20 que cobran 34 manzanas y la catedral de 1890, se emprende la obra más significativa del civismo caldense: La Catedral de Manizales, una estructura de 106 m de atura en ferro-concreto para una aldea de bahareque.
Con la refundación, el bahareque evoluciona en formas y contenidos conforme surge una arquitectura ecléctica de tipo republicano, mientras el nuevo modelo urbano ajustado al relieve, avanza a lo largo de la Avenida Cervantes, hoy Santander, con una trama urbana que al seguir las curvas de nivel para resultar más conveniente, abandona la anterior retícula ortogonal de herencia europea.
Del desarrollo a la crisis

.
Imagen 6-7: Arriba: Manizales en 1930, cuando la ciudad empieza a tomar “forma de cometa”, con el desarrollo urbano en los entornos de El Carretero . Padre Fabo. SMP de Manizales. Abajo: actual estructura “satelital” de Manizales, conformada por las ciudadelas que surgen a partir de los años 70.
El tercer período económico, de verdadero desarrollo, es el de “las chivas y jeppaos“ que se corresponde con la irrigación de los beneficios de la caficultura. Con la creación de la Federación de Cafeteros (1927), mediante el soporte de los Comités se electrifica el campo, se abren las vías rurales y construyen escuelas y puestos de salud para dotar el medio rural.Pero en 1970, irrumpe la crisis socioeconómica y ambiental en la zona cafetera, como consecuencia de la Revolución Verde: con el monocultivo del caturra y de una caficultura basada en productos de base química, los campesinos que no pueden asimilar los paquetes tecnológicos y financieros de la caficultura moderna, en virtud de su precario nivel de escolaridad, emigran a la ciudad en busca de oportunidades que tampoco estarán a su alcance.
Perfil ambiental urbano
A continuación, una perspectiva ambiental en su contexto regional para Manizales, una ciudad intermedia emplazada sobre abanicos aluviales de la cuenca del río Chinchiná, epicentro de un territorio pluriétnico y biodiverso sobre el cual establece sus relaciones económicas y políticas.

A1- Medio ecosistémico natural.

Imagen 8: Temperatura, Precipitación, Evapotranspiración y Geología de Caldas. Fuente: https://godues.wordpress.com/2013/03/31/
Gracias a las dos cordilleras, nuestro clima es bimodal: cada año, dos temporadas invernales que inician con los equinoccios, cierran con dos veraniegas cuando llegan los solsticios.
Nuestro ecosistema biodiverso asociado al frágil medio tropical andino, se desarrolla en un medio montañoso de suelos jóvenes de origen volcánico, en un ambiente tectónico activo.
El complejo Ruiz-Tolima, las fallas de los sistema Romeral, Palestina y Cauca-Patía, el Cañón del Cauca, el Valle del Magdalena, los ecosistemas de páramo y bosques alto-andinos vecinos a la Mesa de Herveo, y al Tatamá y Caramanta.
De las siete zonas agropecuarias de mayor productividad del país, cuatro benefician a la región: la zona cafetera, la alta Cordillera Central, el valle del Cauca y el valle del Magdalena.
En el inventario minero, de 210 explotaciones y yacimientos que posee el Gran Caldas, 120 pertenecen a Caldas y 60 al Quindío. Sobresalen: por el oro el alto Occidente; por el manganeso el Bajo Occidente; y por calizas, mármoles, uranio y un gran potencial hídrico, todo el Oriente Caldense.
A2- El medio transformado.
Imagen 9: Indígenas del Viejo Caldas. Luis Duque Gómez. Imagen en: https://godues.wordpress.com/2013/03/31
El proceso de ocupación y de transformación del medio natural, comienza con la presencia de comunidades amerindias organizadas en cacicazgos, distribuidos por toda la región: entre estas tenemos Irras, Cartamas, Pícaras, Ansermas, Concuyes, Pozos, Paucuras, Carrapas , Quimbayas, Palenques, Amaníes, Marquetones y Pantágoras.
Luego, tras la conquista, se establecen nuevos asentamientos como Anserma, Supía, Marmato, Cartago, Arma, Vitoria, Mariquita y Honda, en los que la minería, como la principal actividad de la Colonia, se da mediante la esclavitud.Ya en el siglo XIX cambia ese modo de producción por el del colono independiente y obreros asalariados.
Similarmente, si en las Provincia del Cauca y Cundinamarca desde la colonia hasta el siglo XIX primaron las haciendas de régimen feudal, tras la colonización antioqueña ocurrida a lo largo del siglo XIX y la consecuente ocupación de grandes baldíos y tierras de Concesiones del territorio, se da la construcción del Paisaje Cultural Cafetero, soportada en una economía cuyo modo de producción es capitalista, cambio que se debe a la presencia del colono quien reza: “la tierra para quien la trabaje”.
Posteriormente, a esta transformación rural le sucede la urbana caracterizada por un modelo de poblamiento bien distribuido que se explica por la estructura minifundista de la propiedad gracias al café y al proceso colonizador, el que se empieza a invertirse a partir de 1970 tras la irrupción de la Revolución Verde.
.

B1- Uso; transformación, flujo y disposición final de recursos.

Imagen 10: Dinámicas en el territorio de Manizales. U. de Antioquia
La ecorregión cafetera es un jardín biodiverso mal utilizado que alberga el 7% de las especies de plantas y animales (Instituto von Humboldt, 1997), un patrimonio biótico hoy amenazado por procesos antrópicos como deforestación, potrerización, uso de agroquímicos y desarrollos urbanos.
Antes dominada por bosques, la ecorregión ahora sólo conserva una fracción de su cobertura original, porque muchos paisajes son cafetales, plataneras, potreros, plantaciones forestales y algunos cañaduzales. Según las coberturas en 2002, de un uso potencial del suelo para usos forestales del 54% del territorio, los bosques solo llegaban al 19%; y en ganadería, mientras el potencial de la ecorregión es sólo del 4%, la cobertura llegaba al 49%; además en los usos agrícolas y agroforestales, de un potencial del 21% y 20% en su orden, la cobertura en el uso agrícola subía al 30% y la agrofostería no se implementaba.
La ciudad, toma materia y energía del entorno y tiene sus propias “excretas”: Manizales genera 300 toneladas diarias de basura, y vierte 20 toneladas de carga contaminante en las aguas servidas de áreas no industriales, a sus tres distritos sanitarios (Olivares, Chinchiná y La Francia), a los que se suman cerca de 17 toneladas adicionales de las aguas de origen industrial que afectan cuerpos de agua, como la Quebrada Manizales donde se establece el principal sector industrial.
.
B2- Las Zonas y sus Funciones en los medios rulares y urbanos (I-R-C-S)
Imagen 11: Campus Palogrande de la UN. Fuente Acecivil.

La Zona Industrial, que vale por su posición con respecto a los medios de transporte, por no ocupar el sector vecino al río Cauca en el occidente donde están los modos troncales (Aeropuerto del Café, Troncal de Occidente y Tren de Occidente), está mal localizada si se trata de persistir con industrias convencionales; y por quedar en la Q. Manizales presenta severos conflictos ambientales, ya por amenazas mitigables asociadas al uso conflictivo del suelo en su cuenca, ya por la afectación al ecosistema con sus vertimientos.

La Zona Residencial, que debe estimarse por su valor estético y paisajístico, muestra que las urbanizaciones más costosas de la ciudad ocupan el paisaje contaminado de su zona industrial, afectada por vertimientos industriales. Igualmente, falta desarrollar ciudadelas autosuficientes en sectores populares como la Enea, La Sultana y Bosques del Norte, bien dotadas de infraestructura social y productiva, en lugar de expandir el hábitat favoreciendo los apetitos de los urbanizadores e inviabilizando el sistema de transporte masivo, con severo perjuicio para los sectores populares.
La Zona Comercial, cuya importancia radica en que alberga el Centro Histórico en el que se soporta el carácter de nuestra ciudad y los edificios institucionales, se ha venido degradando más por la irrupción del automóvil que por la informalidad. Allí los moradores de los viejos inmuebles, no cuentan con garantías para mantener el valioso patrimonio arquitectónico e histórico.
La Zona de Servicios, que suele valer por su nivel de equipamiento, debe incrementar el potencial de generación de riqueza de la ciudad asociado al sector de los servicios: en ella, más que por el número de camas, el sistema de salud o el hotelero se deben valorar por los servicios que ofrecen para los habitantes locales; y las Universidades que deben valer por sus programas de PhD, laboratorios y producción científica, se han venido valorando como centros de docencia por el número de estudiantes que llegan a la ciudad, y no como centros de investigación y desarrollo.
.
C1- Conflictos y contradicciones (Sociales, Ambientales, Económicos e Institucionales)
Imagen 12: El verde del café. Banner Revista Civismo SMP
Dada la crisis del actual modelo democrático expresada en falta de liderazgo, desestructuración de los partidos y privatización de la cosa pública:
1. Se debe fortalecer la sociedad civil e implementar los mecanismos de participación ciudadana con fundamento en el civismo activo, con la civilidad como valor supremo de la cultura urbana.
.
Dada la crisis socioeconómica que se expresa en pobreza, desempleo e informalidad:
1. Se debe ubicar a las personas en el centro del desarrollo, priorizando la formación de capital social sobre el crecimiento económico.
2. Se deben implementar políticas de ciencia y tecnología imbricadas con la cultura, para resolver la brecha de productividad que sume en la pobreza los medios rurales.
3. Se debe consolidar la Ciudad Región del Eje Cafetero, conurbar el territorio y fortalecer el transporte rural como catalizador de la reducción de la pobreza.
4. Se debe desarrollar un nuevo modelo urbano más verde y más humano, priorizando la conformación de ciudadelas autosuficientes, descentralizando la infraestructura social y económica, densificando el medio urbano para desarrollar la movilidad soportada en el transporte masivo y la peatonalización en lugar del carro.
.
Dada la amenaza del cambio climático y la falta de políticas públicas ambientales que enfrenten la problemática de los riesgos en el medio rural y urbano:
1. Se deben ordenar las cuencas, reforestar sus quebradas, implementar la cultura del agua, resolver los conflictos entre uso y aptitud del suelo y replantear el modelo agroindustrial cafetero desde la perspectiva ecológica, además de prevenir la especulación del suelo urbano que trafica con la plusvalía urbana y el uso del suelo.
C2- Gestión ambiental
Imagen 13: Los siete Mundos de Samoga
Entre los temas socio-ambientales emblemáticos para el departamento de Caldas y para su capital Manizales, las propuestas verdes serían:
1-Una revolución educativa, con un modelo que desarrolle el talento humano, para lograr la reconversión productiva rural y el desarrollo social.
2- Más bosques y ordenamiento de cuencas, para proteger la biodiversidad y mitigar el impacto del calentamiento global.
3- El desarrollo de la identidad cultural en la ecorregión, soportado en su carácter triétnico, en el marco del Paisaje Cultural Cafetero.
4- Macroproyectos como el Ferrocarril Cafetero, el Puerto Multimodal de La Dorada, Aerocafé, la Transversal Cafetera y el Tren de Occidente para articular al país por Caldas.

5. Un nuevo modelo urbano con “crecimiento hacia adentro“, que descentralice la infraestructura social y económica, y conurbe el territorio.

 

6- Salvar el patrimonio material e inmaterial de Marmato y los ecosistemas de la zona de amortiguamiento del PNN de los Nevados, amenazados por las dinámicas del mercado y enclaves mineros.

La segunda refundación
Sabemos que la historia de Manizales ha estado marcada por desastres, como:1‐ Los incendios de 1922,1925 y 1926, que consumieron cerca de la cuarta parte del poblado.2‐ La erupción del Ruiz en 1985, que sólo en Caldas causó cerca de 2000 víctimas humanas.3‐ Los terremotos profundos de 1938, 1962, 1979 y 1995, y el sismo superficial de 1999 del Eje Cafetero que causó la muerte a 1185 personas.4‐ El Niño de 1992 y las Niñas de 2007/8 y 2010/11 con sus devastadoras consecuencias hidrogeológicas, para el suministro de agua y la conectividad de la ciudad.No obstante, en torno al civismo, la ciudad logró sobreponerse a estas dificultades al emprender como colectivo una ruta de aciertos en materia de desarrollos tecnológicos y conceptuales en los temas socioambientales.
Pero si tras padecer guerras, incendios y desastres naturales, pese a su fragilidad la ciudad logró sobreponerse y salir airosa superando dichas adversidades gracias a un cúmulo de valores hechos virtudes cívicas, hoy el desafío parece mayor, no solo por la naturaleza ética de la problemática que padece, sino también por la profunda fragmentación de esta sociedad.
Hoy, cuando el debido uso de los bienes públicos, los derechos de los ciudadanos y el respeto a la vida se han profanado, los caldenses requerimos enfrentar esa amenaza de mayores dimensiones, relacionada con la pérdida de valores, que explica problemáticas como la pobreza, la exclusión y la violencia, además de otras relacionadas con la deshumanización de la economía que explican la destrucción de la democracia y la privatización del medio ambiente, por los agentes del mercado.
Mientras prioricemos el crecimiento económico sobre la formación de capital social y la sustentabilidad del medio ambiente, existirán menesterosos habitando las diferentes texturas urbanas y cosechando los residuos de las actividades citadinas; bienes que son patrimonios como el suelo urbano, el agua y la biodiversidad mantendrán el carácter de recurso que los hace objeto de explotación al servicio del mercado.
Además las dinámicas urbanas, en lugar de redensificar, enverdecer y humanizar el espacio, le seguirán apostando a dos clases de guetos que desestructuran el tejido social en los escenarios urbanos: unos carentes de infraestructura donde la vida se deteriora y la inequidad profundiza la desigualdad humana, y otros constituidos por unidades residenciales cerradas para la clase pudiente que se aísla y protege de los pobres.
Hoy, conforme los antivalores van colonizando la desesperanza, se acentuará la pérdida de las virtudes ciudadanas, y por lo tanto se fragmentará más nuestra sociedad.
Mientras persistamos en modelos de ciudades insolidarias y excluyentes, pensadas más para los carros y para el consumo que para la gente, y en un modelo educativo anacrónico y aburrido que no desarrolla el talento humano: los más pobres no tendrán opciones de vida y las consecuencias se harán insostenibles: los programas públicos terminarán fracasando, las intervenciones sociales no cumplirán su objetivo, se privilegiará el asistencialismo y la corrupción, y se dinamizarán los factores que deterioran el tejido social y degradan el sistema urbano.
Gracias
Imagen 14: Izq. Catedral de Manizales en construcción. Centro de Historia de Manizales. Der. Nevado del Ruiz. Jaime Duque Escobar.

Manizales, 5 de Marzo de 2014.
Bibliografía
Valoración de la Biodiversidad en la Ecorregión del Eje Cafetero. Rodríguez J M., Camargo J C., Niño J. Pineda A M., Arias L M., Echeverry M A., Miranda C L., (eds). 2009. CIEBREG. Pereira.
•Calentamiento global en Colombia. Duque Escobar, Gonzalo (2011) In: El Día Mundial del Medio Ambiente, Junio 6 de 2011, Instituto Universitario de Caldas. http://www.bdigital.unal.edu.co/3673/
•Eje Cafetero: elementos para una visión prospectiva. Duque Escobar, Gonzalo (2013) UTP-Alcaldía de Pereira. http://www.bdigital.unal.edu.co/10948/
•Aspectos geofísicos de los Andes de Colombia (II versión). Duque Escobar, Gonzalo (2009) In: 1er Congreso Internacional de Desempeño Humano en Altura.. http://www.bdigital.unal.edu.co/1580/
•El territorio como sujeto en el contexto del Magdalena Centro. Duque Escobar, Gonzalo (2012) Diócesis de La Dorada, PDP-MC. Rionegro, Antioquia. http://www.bdigital.unal.edu.co/5705/
•Economía verde y economía del conocimiento. Duque Escobar, Gonzalo (2013) La Patria . http://www.bdigital.unal.edu.co/11443/
•Seis girasoles emblemáticos para la problemática socioambiental de Caldas.Gonzalo Duque Escobar (2013) Partido Verde de C. https://godues.wordpress.com/2013/06/09/
• Infraestructura para la Ecorregión Cafetera. Gonzalo Duque-Escobar (2014). https://godues.wordpress.com/2014/02/23/
•Por la dignidad de los indignados. Duque Escobar, Gonzalo (2013) La Patria . http://www.bdigital.unal.edu.co/9967/
•Centro Histórico de Manizales: lineamientos conceptuales de cara al POT (SMP). Duque Escobar, Gonzalo and Bonilla Cadavid, José Clareth and Jiménez Buitrago, Marina (2013) Revista Civismo de la SMP de Manizales. http://www.bdigital.unal.edu.co/9347/
•Subregión Centro-sur & Ciudad-región. Duque Escobar, Gonzalo (2012) La Patria http://www.bdigital.unal.edu.co/7036/

•Un nuevo modelo urbano. Duque Escobar, Gonzalo (2012) La Patria http://www.bdigital.unal.edu.co/9042/

•Participación de la sociedad civil en el ordenamiento territorial. Duque Escobar, Gonzalo and Torres Arango, Claudia (2009) In: Jornada Académica y Taller de la SMP de Manizales, 07 Noviembre de 2009, Manizales. http://www.bdigital.unal.edu.co/1671/

•Samoga: el Museo Interactivo.Duque Escobar, Gonzalo (2012) In: Día internacional del Museo, 31-05-2012, Centro de Museos de la Universidad de Caldas, Manizales.

http://www.bdigital.unal.edu.co/6668/

•Noroccidente de Caldas: Un territorio forjado en oro, panela y café. Duque Escobar, Gonzalo (2013) – http://www.bdigital.unal.edu.co/10620/

•Ciencia, tecnología y ruralidad en el POT de Caldas. Duque Escobar, Gonzalo (2013) CROT de Caldas, Gobernación de Caldas http://www.bdigital.unal.edu.co/9875/

•Pensamiento crítico para construir la Paz. Duque Escobar, Gonzalo (2013) La Patria – http://www.bdigital.unal.edu.co/10613/

•Temas cívicos para agendas de desarrollo regional. Duque Escobar, Gonzalo (2012) SMP de Manizales. 100 Años de civilidad en la construcción de territorio. http://www.bdigital.unal.edu.co/7240/

•Una política ambiental pública para Manizales, con gestión del riesgo por sismos, volcanes y laderas. Duque Escobar, Gonzalo (2012). Documento de discusión: http://www.bdigital.unal.edu.co/6497/

•Temas de Caldas. Gonzalo Duque-Escobar (2014). U.N.

https://godues.wordpress.com/2014/02/21/

•Manizales: integración regional y desarrollo territorial. Duque Escobar, Gonzalo (2013) Foro: Ocupación del territorio e Integración regional. Universidad de Caldas. Manizales. http://www.bdigital.unal.edu.co/9871/

•Plan de Acción Centenario SMP de Manizales: Un diálogo con el territorio. Duque Escobar, Gonzalo (2012) SMP Manizales, http://www.bdigital.unal.edu.co/5801/

•Paisaje Cultural Cafetero PCC. Gonzalo Duque-Escobar (2014). U.N. https://godues.wordpress.com/2012/03/22/

•Pobreza y ruralidad cafetera. Duque Escobar, Gonzalo (2012) La Patria . http://www.bdigital.unal.edu.co/9081/

•Máscaras de guerra y paz. Duque Escobar, Gonzalo (2013) La Patria . http://www.bdigital.unal.edu.co/9120/

•Centro histórico como atractor urbano. Duque Escobar, Gonzalo (2013) La Patria. http://www.bdigital.unal.edu.co/9346/

•Las dinámicas del suelo urbano Duque Escobar, Gonzalo (2014) https://godues.wordpress.com/2014/03/03/

•¿Para quién la plusvalía urbana? Duque Escobar, Gonzalo (2013) https://godues.wordpress.com/2013/12/23/

•Ciencias naturales y CTS. Duque Escobar, Gonzalo (2006) In: Primer Encuentro de Formación de Maestros Ondas, Junio de 2006 , Manizales. http://www.bdigital.unal.edu.co/1584/

•Institucionalidad en el Paisaje Cultural Cafetero PCC. Duque Escobar, Gonzalo (2012) In: Taller Internacional Estudios del Paisaje, 30 de julio de 2012, Manizales, Colombia. http://www.bdigital.unal.edu.co/7165/

• Una salida al mar para el occidente colombiano. Duque Escobar, Gonzalo (2009) In: Encuentro de SMP del Eje Cafetero y Antioquia. Envigado, Mayo 23 de 2009. (Ajustado 2014).

 

Gonzalo Duque Escobar. Profesor Especial UN, Miembro del CROT y del CODECTI de Caldas, Miembro del Grupo Concejal Nº 20 de la SMP de Manizales. Miembro de la SMP de Manizales y del Consejo Editorial de la Revista Civismo. https://godues.wordpress.com
.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: