Riosucio mestiza e indígena

riosucio-caldas-parcialidades

 

Por Gonzalo Duque-Escobar *

 

En las estribaciones de la Cordillera Occidental y en la hoya del río Cauca, sobre un paraje ondulado ubicado a 1800 msnm entre Anserma y Supía, en 1819 cuando se salvaba la batalla del Puente de Boyacá, se funda Riosucio al lado del Ingrumá su cerro tutelar, como un proyecto de integración de las poblaciones del asentamiento minero Quiebralomo constituido por españoles dueños de minas, y negros y mestizos que laboraban como mineros, y de la comunidad indígena de La Montaña conformada fundamentalmente por grupos nativos dispersos e indígenas cristianizados de Pueblo Viejo, su vereda más importante. La fundación de San Sebastián de Quiebralomo data de 1550, mientras la creación de los resguardos de La Montaña de finales del siglo XVI y de Cañamomo y Lomaprieta del siglo XVII.

 

Cuando en el siglo XVI España explotaba la mina aurífera más grande del orbe, localizada en el cerro Quiebralomo por entonces jurisdicción de la Gobernación de Popayán, existían dos parcialidades indígenas vecinas al lugar: Cañamomo y la Montaña. A mediados del siglo XVIII por una carestía surge un conflicto entre ambas, cuando para expandir sus cultivos la primera ocupa tierras de propiedad indígena en La Montaña. La situación que lleva a la fundación de un poblado al pie del cerro de Ingrumá en 1752 para atenuar tensiones, exacerba el conflicto durante seis años más, hasta cuando don Lesmes de Espinosa con prudente sabiduría apacigua los ánimos, para que las provincias prosperen.

 

Ya en 1813, llega para establecerse en La Montaña el Padre José Bonifacio Bonafont, natural de Socorro, quien al encontrar desacaecido el desarrollo de ambas parroquias y haber asumido como Cura, con el apoyo del Padre José Ramón Bueno oriundo de Popayán que ejercía en Quiebralomo, reúne en asamblea ambas comunidades para consolidar la apuesta de hacer de sus poblados uno solo, , y que finalmente se decide considerando entre las opciones hacer la ocupación en Tumbabarreto y un asentamiento en Ingrumá, en favor del segundo sitio, apareciendo Riosucio en jurisdicción del Cantón de Supía, aunque por las conmociones de la independencia la fusión definitiva de ambos poblados y el traslado de sus parroquias y la erección de sus respectivos templos, tarda hasta el 7 de agosto de 1819. Pero como las diferencias no se salvaron, unos y otros separadamente iban a los rituales cristianos vistiendo sus galas el día de mercado, para comprar mercaderías y ofrecer sus productos.

 

Los más acomodados: españoles y criollos con su servidumbre, habitaban viviendas pajizas que construyeron en el entorno de la plaza fundacional; contrariamente los negros, mulatos, zambos e indígenas vivían aislados en los desmontes de la selva y en vecindades de sus primeras parroquias. Finalmente, los de La Montaña que fueron tomando posesión en la parte baja para quedar en el entorno del templo que consagraron a la Virgen de la Candelaria, terminaron separados por una cerca divisoria de los venidos de Quiebralomo ubicados en la parte alta, donde el templo consagrado a San Sebastián adornaba una segunda plaza. Sobre la cerca divisoria, los dos curas acordaron poner la imagen de un demonio para que recibiera las quejas y reclamos de la plebe, argumentando que sí Dios no había podido unir al pueblo, que lo una el diablo. En 1850, las corrientes de la colonización antioqueña, irrumpen ocupando tierras de resguardos y fundando a Oraida en este territorio.

Pero qué tenemos hoy en Riosucio, esa población caldense de 57 mil habitantes que en un 74% se reconoce amerindia: el legado cultural de esta comunidad cuya ancestral cultura parte de la sabia actitud de respeto a la naturaleza, así su carácter indígena aceptado para el poblado sólo en tiempos de la naciente República, se desconociera luego por la excluyente élite de las primeras décadas del siglo XX que abogaba por “blanquear” la raza. No obstante, sobre la segunda mitad del siglo XX y en cada cita del Encuentro de la Palabra y del Carnaval bianual, en el pensamiento de las comunidades de base y de la nueva intelectualidad se expresa la grandeza de Riosucio, cuando a través de la danza, el disfraz y la palabra se reivindica el concepto más incluyente de una Riosucio mestiza cimiento de la caldensidad.

 

http://galeon.com/cts-economia

 

* Profesor Universidad Nacional de Colombia http://galeon.com/cts-economia [Ref.: La Patria. Manizales, 2014.02.17] Imagen: Resguardos de Riosucio, en www.carnavalriosucio.org

 

Relacionados:

 

Aguadas: esplendor entre neblinas y pasillos. https://godues.wordpress.com/2013/11/11/

Pensamiento crítico para construir la Paz. https://godues.wordpress.com/2013/10/28/

Pensilvania: La “Perla del oriente” caldense. https://godues.wordpress.com/2013/10/14/

Un territorio forjado en oro y café. https://godues.wordpress.com/2013/08/06/

Sesquicentenario de “La Perla del Otún” https://godues.wordpress.com/2013/08/19/

La identidad del territorio caldense. https://godues.wordpress.com/2013/07/08/

Anserma puntal del occidente por sus raíces Umbra https://godues.wordpress.com/2012/10/01/

Salamina patrimonial y emblemática. http://www.bdigital.unal.edu.co/7299/

Subregión Centro-sur & Ciudad-región https://godues.wordpress.com/2012/07/23/

El carácter amable, pujante y laborioso del cafetero. https://godues.wordpress.com/2012/06/11/

Anotaciones para un crecimiento previsivo y con desarrollo. http://www.bdigital.unal.edu.co/4200/

Paisaje Cultural Cafetero: disrupción para un desarrollo sostenible. http://www.bdigital.unal.edu.co/3757/

Construyendo paz en el Magdalena Medio http://www.bdigital.unal.edu.co/1899/

Bosques en la cultura del agua. http://www.bdigital.unal.edu.co/3591/

Oro de Marmato: miseria o desarrollo. http://www.bdigital.unal.edu.co/3404/

El transporte rural y el desarrollo de Caldas http://www.bdigital.unal.edu.co/2444/

Retrospectiva histórica de la minería en Marmato https://godues.wordpress.com/2012/02/26/

El Paisaje Cultural Cafetero. https://godues.wordpress.com/2012/08/06/

Rieles para el empleo cafetero. http://www.bdigital.unal.edu.co/3558/

Temas rurales para la ecorregión cafetera. http://www.bdigital.unal.edu.co/4505/

Por la dignidad de los indignados. https://godues.wordpress.com/2013/09/02/

Vías lentas en el corazón del Paisaje Cultural Cafetero https://godues.wordpress.com/2011/12/09/

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: