Perfil de la comuna Palogrande

Por Gonzalo Duque Escobar *

 

No cabe duda que la escarpada topografía del costado occidental de Manizales, cerrándole espacios a esta aldea que entrando el Siglo XX demandaba terrenos aptos para su vertiginoso crecimiento, y la ruta del café buscando salida por Honda al Magdalena, llevaron a la ciudad fundada en la retícula urbana del centro histórico a desarrollarse por el costado oriental donde la topografía resultaba más conveniente. Sobre esta segunda porción de la ciudad adornada con el otero volcánico y cerro tutelar de la ciudad, cuyo desarrollo detona a partir del centenario de Manizales (1949), se asienta la comuna como un espacio dual en el que claramente se pueden diferenciar dos sectores: uno realzado por El Triángulo, Palogrande y Palermo con vocación de servicios, y otro por San Cancio, Milán y la Avenida Alberto Mendoza Hoyos para usos residenciales.

 

Las dinámicas cafeteras con epicentro en la ciudad al finalizar la guerra de los 1000 días (1903) y la construcción del Cable Aéreo Manizales-Mariquita emprendida por los ingleses entre 1913 y 1922 buscando mantener el monopolio del transporte por el Magdalena amenazado por el impacto del Canal de Panamá (1914), fueron los principales detonante de una actividad económica que favorece, además de la economía local, la expansión urbana de Manizales hacia el este a lo largo de la cresta de este ramal de la Cordillera Central en que se asienta el sector de Palogrande, uno de los tres principales centros económicos de la ciudad por su clara vocación de servicios, hoy ubicado entre el Centro Histórico como zona comercial por tradición y la zona industrial por excelencia ubicada en la comuna Cumanday de Manizales.

 

Con la Estación del Cable Aéreo en el extremo de El Carretero, camino por donde se movían las recuas de miles de mulas y bueyes que traína o llevaba las mercancías que iban y llegaban por Honda a través de ese medio mecanizado, una vez construida la Estación Manizales (1927) para el FFCC de Caldas en vecindades de Bavaria, Versalles y el barrio Vélez cuando la ciudad contaba con unos 55 mil habitantes (1930), desde la SMP se promueve la construcción del hipódromo de Palogrande ahora Estadio de Palogrande, y a partir del Plan de Obras del Centenario que concibe una nueva ciudad, surge la Avenida Cervantes llegando a Milán para conectar el oriente, lo que estimula la construcción de casonas mas allá  hasta Palogrande y La Estrella. Posiblemente ese sea el origen de nuestros barrios con mayor nivel de actividad económica de la comuna 9: Palogrande, Guayacanes, Belén, Laureles y Estrella; y también el de los barrios de mayor nivel de empleo: Palogrande, Belén y La Rambla.

 

Esta comuna llamada Palogrande, posee hoy los mejores indicadores sociales de la ciudad: una pirámide poblacional de base angosta, ya que su población cuenta sólo con el 45% de menores de 12 años respecto del promedio de la ciudad; también muestra un alto nivel de escolaridad que llega a 12,6 años en promedio y al 64,2% de habitantes con nivel universitario, frente a 9,8 años y a una tasa de desempleo 2,4 veces menor que la media de Manizales (Fuente: pruebas.site11.com). En materia de equipamiento, cuenta la comuna 9 con centros académicos, como varias sedes de la Universidad Nacional y de Caldas, el Inem, el Colombo Americano y la Alianza Francesa; con notables escenario deportivos en los Coliseos Jorge Uribe y Ramón Marín Vargas y el Estadio Palogrande, además del patinódromo y las canchas de tenis; igualmente con clínicas y centros comerciales como San Cancio y Cable Plaza, con los parques del Cable, La Estrella, Belén, Palermo y San Cancio, con la Estación de Bomberos de Palogrande, con templos notables en Fátima, La Rambla, Palermo, La Estrella, Ravasco, El Triángulo…

 

Pero a pesar de todo, la comuna debe re-flexionarse y re-pensarse, para mirar en ella las preocupantes dinámicas urbanas, dado que también posee en San Cancio, entre Palermo y el Batallón, una jungla de concreto destinada a los usos residenciales, donde difícilmente se encuentra espacio para plantar un árbol. Y a lo largo del fragmento de la Avenida Santander que le corresponde a ella, se cumple con una de las funciones fundamentales de la ciudad, al ser el epicentro de la economía de servicios en Manizales, con los usos del suelo que se dan sobre la Santander entre las dos avenidas paralelas y desde el Hospital Universitario hasta San Rafael, lugar donde se complementan las funciones urbanas de otros sectores económicos de Manizales, destinados para la actividad industrial y comercial del territorio.

 

Como zona de servicios de la ciudad, la comuna Palogrande debe valorase por el nivel de equipamiento pero ahora prestando su concurso de cara al área metropolitana y a la conurbación Pereira Manizales, para lo que se requiere potenciar la movilidad urbana y periurbana y descentralizar el alcance de sus funciones en el entorno regional. En lo local hace falta adecuar viviendas y rutas peatonales para acentuar sus ventajas mirando el sector universitario, preservar el espacio público en la “zona rosa” de las dinámicas de degradación que afectan el Centro Histórico, y reconocer que tenemos una deuda ambiental que saldar con el imponente Cerro San Cancio, por no haberlo incorporado a la vida urbana con su potencial paisajístico como ícono natural de la ciudad, el que incluso se ha depreciado por la carencia de una política ambiental pública para Manizales.

 

* Profesor U.Nal. de Colombia. http://gonzaduque.es.tl [Ref: Revista Eje 21, Manizales, 07/09/2012].

 

Relacionados:

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: