Del futbol a los notorios procesos culturales en Manizales

     

Por Gonzalo Duque Escobar *

Estos días, cuando el Concejo de la ciudad tomó la decisión de no destinar recursos del erario público para concederle exención de pago de impuestos al Once Caldas, la ciudadanía debía preguntarse sobre los esfuerzos que se hacen desde aquel ente legislativo local por fortalecer el carácter cultural que siempre se le ha reconocido a Manizales. Todo esto, después de reflexionar sobre la precaria sostenibilidad que, como consecuencia de la falta de procesos deportivos relacionados con el futbol y otros factores determinantes, pueden tener además del equipo en las cuestionables condiciones empresariales del momento, las obras de embellecimiento del Palogrande logradas tras las inversiones públicas acometidas para la pasada Copa Mundial de Fútbol Sub-20 de 2011.

Sabemos que el equipo ha alcanzado glorias que ponen en alto el nombre de la ciudad y realzan la confianza ciudadana, tal cual ocurrió con la Copa Libertadores de América 2004; que el club Once Caldas es una empresa que ofrece diversión semanal para decenas de miles de ciudadanos, pero igualmente que no se ha democratizado el equipo, que en su balance de largo plazo no son más importantes los productos que avalan las estrellas de la camiseta sino los procesos que se le pueden reclamar ahora por no haber mantenido canteras de formación deportiva abrigadas por la institución, dada la trascendencia de una opción de proyecto de vida para los jóvenes manizaleños y caldenses.

Pero no solo es el futbol: igual en el teatro hacen falta procesos culturales que den crédito al carácter de nuestra ciudad, así el Festival Internacional de Teatro de Manizales creado en 1968 haya sido declarado Patrimonio Cultural de la Nación, como reconocimiento a una titánica labor de décadas que no ha contado con los recursos que desde la nación y los entes territoriales locales, se le ha brindado al futbol, así los teatreros locales que trabajan a lo largo del año intentando subsistir, durante 31 ocasiones a lo largo de 41 años, por una semana de la temporada septembrina, se hayan “echado la cuidad al hombro” para convertir sus calles en el gran escenario cultural de Colombia.

Ahora, el proceso más importante que tiene la ciudad es el musical con un impacto fuerte en el departamento: la Orquesta Sinfónica de Caldas, la Orquesta de Cámara de Caldas y la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles de Caldas con su programa Batuta, a pesar de las flaquezas presupuestales que regularmente sortean lo que hace tan meritorio esfuerzo como preocupante el rol de los actores con capacidad de decisión, al igual que las orquestas de viento y bandas juveniles que aparecen a lo largo y ancho de Caldas como parte de un magnífico patrimonio cultural que se construye en lo cotidiano y que permite establecer cualquier agenda independiente de la temporada en el continuo del año, razón por la cual vale el reclamo por la carencia de políticas para reconocer la cultura.

Y para resaltar el significado de este proceso, basta ver el historial de las bandas estudiantiles musicales de Caldas, donde el programa que detona con 14 agrupaciones en 1980, tras una generación alcanza en 2005 a cubrir el Departamento con 44 bandas distribuidas por todas las zonas geográficas de Caldas, cubriendo sus  municipios y corregimientos, y entregándole primeros puestos y premios especiales obtenidos en escenarios nacionales a nuestra comarca. De todo esto donde varios centenares de jóvenes han participado, además de los beneficios propios de la  formación y la utilización del tiempo libre como valor agregado, algunos talentos formados han encontrado espacios laborales al formar parte de reconocidas orquestas y agrupaciones musicales de Colombia, y como docentes musicales.

A modo de colofón, valdría la pena terminar esta reflexión aludiendo al “rey de los instrumentos musicales”, un órgano tubular instalado desde 1908 en el templo de los Agustinos, que debió sorprender a la sociedad del momento en épocas de la arriería y cuyo costo de reposición alcanzaría ahora los mil cuatrocientos millones de pesos, porque vive casi en el anonimato sin padecer las desgracias propias de un eventual olvido, gracias a las manos virtuosas y entusiasmo de un filósofo que se ocupa de entregarle a la ciudad un concierto dominical a las 10 a.m. con obras envolventes y grandiosas propias para estos instrumentos, con las que se le da vida a esta joya patrimonial propia del renacimiento que posee Manizales.

 

* Profesor Universidad Nacional de Colombia/ http://galeon.com/cts-economia

Imagen: http://smpmanizales.blogspot.com [Ref: Revista Eje 21, Manizales, 13/03/2012]

Relacionados:

Universidad, educación y región, en: http://www.bdigital.unal.edu.co/5854/1/gonzaloduqueescobar.20128.pdf

Manizales: funciones urbanas y metropolitanas, en: http://www.bdigital.unal.edu.co/5699/1/gonzaloduqueescobar.20122.pdf

Crisis social por disfunciones económicas en Colombia, en: http://www.bdigital.unal.edu.co/5405/1/gonzaloduqueescobar.201177.pdf

Una mirada gruesa a cinco temas del desarrollo regional, en:

http://www.bdigital.unal.edu.co/4779/1/gonzaloduqueescobar.201165.pdf

Rumbos y tumbos entre educación básica y política pública, en: http://www.bdigital.unal.edu.co/4506/1/gonzaloduqueescobar.201156.pdf

Girasoles emblemáticos para la problemática ambiental de Caldas/ Gonzalo Duque Escobar (2011), en:

http://claudiatorresa.blogspot.com/2010/06/girasoles-emblematicos-para-la.html

Notas sobre Ciencia, Cultura, Educación y Desarrollo/ Gonzalo Duque Escobar (2011), en:

https://godues.wordpress.com/2011/07/06/notas-sobre-ciencia-cultura-educacion-y-desarrollo/

Comments
3 Responses to “Del futbol a los notorios procesos culturales en Manizales”
  1. Muy buen artículo!!!!! Importante destacar la labor musical en el Departamento, que con pocos recursos, ha logrado un desarrollo importante. De especial connotación, lo relativo al programa de Bandas Estudiantiles de Caldas, que ha permitido, por más de 30 años, mantener a Caldas, como pionera nacional, y como referente en latinoamérica, en procesos bandísticos. No en vano, es el Departamento que más títulos Nacionales tiene, y que en proporción al número de Municipios, el que más bandas tiene, comparativamente hablando. Aunado a lo anterior, que no sólo ha formado muchos de los mejores músicos de la Nación, sino que también tiene varios de sus egresados, en el extranjero, donde han dejado muy en alto el nombre del Departamento. Ya que el Estado tiene limitados recursos para este tipo de procesos, debemos pensar en crear verdaderas sociedades filarmónicas, a lo largo y ancho del Departamento, con el fin de fortalecer este tipo de procesos con los entes privados. Seguramente, podríamos crear macro proyectos bandísiticos y procesos musicales de élite mundial. A eso hay que apuntarle. Muchas gracias Gonzalo por este edificante y refrescante artículo.

  2. Visita nuestra página web http://www.facebook.com/pages/BANDA-DE-VIENTOS-UNIVERSIDAD-NACIONAL-DE-COLOMBIA-SEDE-MANIZALES/56619453289

    Es la página Oficial de la Banda de Vientos Universidad Nacional de Colombia Sede Manizales, que también es un producto de muchos años de esfuerzo, de personas que somos egresados del programa Departamental de Bandas Estudiantiles de Caldas

Trackbacks
Check out what others are saying...
  1. […] Del Futbol A Los Notorios Procesos Culturales En Manizales […]



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: