SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO

 

Por: Claudia Torres Arango*

 

Qué significa el término “sociedad del conocimiento”, de dónde surgió éste término, estamos en la “sociedad del conocimiento”, cuáles son las implicaciones para la vida moderna. Se hará una breve reseña sobre estas cuestiones.

 

El término fue empleado por Peter Ferdinand Drucker, nacido en Viena (19 de noviembre de 190911 de noviembre de 2005). Mientras estudiada Derecho en Hamburgo y Frankfurt trabajó en una empresa de exportaciones y como periodista; obteniendo su Doctorado en Derecho Internacional. Con el ascenso del nazismo se trasladó a Londres en donde trabajó en una empresa financiera y recibió clases de John Maynard Keynes. En 1937 fijó su residencia en los Estados Unidos convirtiéndose en profesor y consultor en la Universidad de Nueva York (1950-1971).

 

En su libro de 1942 “El futuro del hombre industrial”, describe la corporación empresarial tanto como organización social como órgano económico realizando análisis sociales y políticos alrededor de la organización. Esta obra movió a la General Motors para que le pidiera a Drucker que analizara su estructura y políticas empresariales. El resultado fue el libro El concepto de corporación, en el que planteó casos sobre el liderazgo, formulación de estrategias, definición de políticas básicas y de la fijación de criterios objetivos de decisión. Analiza el paso de la sociedad industrial a la post industrial en la que los empleados trabajan más con sus mentes que con sus manos y de cómo algunos trabajadores llegan a saber más sobre ciertas materias que sus superiores o colegas, lo que lo llevó a proponer el modo en que debían gestionares las organizaciones.

 

En 1969 Peter Drucker escribió el libro “La era de la discontinuidad”,  en el que plantea como discontinuidades: la explosión de la nueva tecnología que origina nuevas industrias; el cambio de la economía internacional a la economía mundial; una nueva realidad social y política de instituciones pluralistas y el universo de conocimientos basado en la educación masiva. Introduce el concepto de trabajador del conocimiento, y su impacto en la economía y la sociedad, la importancia del espíritu emprendedor y de la innovación como disciplina que puede ser aprendida. El aparte sobre la “sociedad del conocimiento” se basa en una serie de proyecciones económicas de Fritz Machlup quien fue uno de los primeros en acuñar la expresión “sociedad de la información”. En su libro Drucker explica que a finales de 1970, el sector de conocimiento generaría la mitad del PIB. Para el encuentro anual de la American Society for Information Science, se presentó un  artículo sobre el “Advenimiento de la sociedad de la información”.

 

En 1974 Peter Drucker escribió el libro “La sociedad post-capitalista”, en el que plantea que se debe generar una teoría económica que ponga al conocimiento como factor de producción de riqueza. Adam Smith describe como medios de producción la tierra, el trabajo y el capital; en su momento el conocimiento no se considera factor de producción. Para Drucker los recursos naturales, la mano de obra y el capital se han convertido en secundarios y pueden obtenerse, con cierta facilidad, siempre y cuando haya saber. Esto por supuesto equivale a proponer un nuevo factor de producción.

 

Cada factor de producción, a partir de la sociedad primitiva, empieza a tener una incidencia tal sobre el tipo de sociedad, de la siguiente forma: con el protagonismo del trabajo se dio la sociedad esclavista, constituida por dos clases sociales dominantes la de los esclavistas y la de los esclavos. Posteriormente evoluciona la sociedad hacia otra forma, la sociedad agraria o feudal, donde el protagonismo de los factores de producción está en la tierra y las clases dominantes son los terratenientes y los siervos. Con el advenimiento de la máquina de vapor, se transforman las relaciones de producción y surge el trabajo asalariado que da origen al capitalismo, para una sociedad donde las clases sociales dominantes serán las que se apropian de la plusvalía y las que lo producen: los obreros. Actualmente con la dinámica creciente del conocimiento se advierte una sociedad moderna de tecnócratas y consumidores para las siguientes décadas.

 

De otro lado, a lo largo de la historia moderna y a partir de la revolución industrial, también se ha dado un protagonismo escalonado de los sectores de producción con implicaciones complejas que permiten advertir una dialéctica entre el conocimiento y los demás factores de producción, así:

 

En un  primer estadio, el protagonista fue el sector primario, relacionado con agricultura y minería, y por lo tanto con la producción de materias primas, sector para el cual la educación fue de carácter informativa y la tecnología dominante, agraria; luego lo tuvo el sector secundario relacionado con la transformación de materias primas (industrias), donde la educación es informativa-formativa, y la tecnología dominante de energía de procesos; actualmente el liderazgo ha estado en el sector terciario, el del comercio, los bienes y los servicios, donde la educación es de tipo formativa y la tecnología dominante es la informática[1].

 

El nuevo factor de producción surgido en el siglo XX a partir de la tecnología y la ciencia se traduce en I+D+I (Investigación+Desarrollo+Innovación). El que señala que la importancia del conocimiento no es su cantidad sino su productividad, siendo primordial para la sociedad de la información, en la que el recurso básico es el saber, aplicar el conocimiento para generar más conocimiento elevando el esfuerzo de sistematización y organización. Es así como las organizaciones actuales deben dedicar ingentes esfuerzos a la gestión del conocimiento para conservar el saber de sus trabajadores.

 

La sociedad del conocimiento será la consecuencia de la era de la información, utilizando los medios tecnológicos, la instrucción o educación universal bajo el criterio de tratar la información disponible con discernimiento y espíritu crítico, analizando, seleccionando fuentes y combinando la información con nuevos hechos o conocimiento útil para el usuario y la humanización de la sociedad actual.

 

La sociedad de la información surge de la implantación de las tecnologías de información y comunicación (TIC) vistas como el conjunto de técnicas, desarrollos y dispositivos avanzados que integran la función de almacenamiento, procesamiento y trasmisión de datos, conjunto derivado del software y hardware, que han modificado las actividades de la sociedad moderna.

 

Para las ciencias sociales y para los analistas de tendencias, las TICs no se refieren a una implementación tecnológica concreta, sino a otros valores intangibles. Es por lo tanto necesario proveer a la persona la educación para el conocimiento y uso  de las TICs. Para entender el mundo moderno se debe tener un mínimo de cultura informática, saber cómo se genera, cómo se almacena, cómo se transforma, cómo se transmite y cómo se accede a la información sean imágenes, textos, sonidos, de lo contrario se estará al margen de la corriente cultural.

 

Las TICs son una oportunidad para la educación para que de manera libre y espontánea se busque la formación a lo largo de la vida, empleándolas además para aprender y enseñar. Es fundamental sensibilizar a los profesores en el uso de la informática, a adquirir las bases teóricas y destrezas para integrar en su práctica docente los medios didácticos basados en las nuevas tecnologías, además a reflexionar sobre la contribución de estos medios a la enseñanza-aprendizaje.

 

Las TICS han transformado las economías, los mercados, la estructura de la industria, los productos y servicios, los puestos de trabajo, el mercado laboral, han impactado a la sociedad, la política, la manera como vemos el mundo y a nosotros mismos. Las empresas en la actualidad atraviesan fronteras (transnacionales) se extienden por toda la Tierra en un mercado único a través de redes de información, liberando de las fronteras a consumidores y productos.

 

Es de anotar que la información no es lo mismo que saber o conocimiento. La información se compone de hechos y sucesos, el saber sugiere certezas precisas, practicas  hecho de experiencias o de contenido tecnológico y analítico convertidas en evidencias intuitivas y costumbres, mientras que el conocimiento se define como la interpretación de dichos hechos dentro de un contexto, abarca una comprensión global u holística, posiblemente con alguna finalidad, para algunos como André Gorz son contenidos formalizados que no pueden pertenecer a las personas.

 

Si en 1948 surge la informática gracias al invento del circuito integrado, para finales del siglo XX la informática como tecnología se populariza: ya la internet y el teléfono celular ponen en evidencia transformaciones profundas de la sociedad y muestran que la globalización de la cultura y la disponibilidad del conocimiento se hacen una realidad. Posiblemente la sinergia entre la tecnología de la información y la bioingeniería, a la luz de las nuevas visiones de los expertos en prospectiva, facilitará la incorporación de conocimiento de forma artificial, de tal manera que el cerebro humano podrá superar hasta en tres órdenes la capacidad de un computador personal, lo que a su vez invita a reflexionar sobre los cambios que deberán darse en el sistema educativo para que los ciudadanos puedan hacer buen uso de la información: sin valores y sin competencias en ciencias físicas, de la vida, del comportamiento y sociales no será posible acceder a las opciones del progreso.

 

 

Bibliografía

 

http://www.materiabiz.com/mbz/gurues.

http://www.gestiopolis.com/canales7/ger/biografia-de-peter-drucker.htm.

http://es.wikipedia.org/wiki/Factores_de_producci%C3%B3n.

http://es.wikipedia.org/wiki/Sociedad_del_conocimiento

http://es.wikipedia.org/wiki/Tecnolog%C3%ADas_de_la_informaci%C3%B3n_y_la_comunicaci%C3%B3n

http://es.wikipedia.org/wiki/Peter_Drucker.

 

DUQUE Escobar Gonzalo. Ciencia Tecnología y Sociedad. Conceptos básicos. Manizales. 2004.  En: http://www.galeon.com/cts-economia

 

Imagen: http://www.educared.org.ar/tecnologia /

 

*Administradora de Empresas, Profesora del Contexto de CT&S en la Universidad Nacional de Colombia y Socia de la SMP de Manizales.

 

Manizales, noviembre 2009.


[1] Duque Escobar Gonzalo. Ciencia Tecnología y Sociedad. Manizales. 2004. En: www.galeon.com/cts-economia

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: